Disco duro Intel SSD 520 de 120 GB con controladora SandForce

La nueva serie 52 de discos duros SSD de Intel supone ponerse al día en cuanto a tecnología y capacidades para este tipo de almacenamiento, que poco a poco se hace un hueco en los equipos de las gamas media y alta

Manuel Arenas

Disco duro Intel SSD 520 120 Gbytes

18 abril 2012

Con capacidades desde 60 hasta 480 Gbytes, abarca un amplio rango de posibles audiencias, aunque los modelos de más capacidad tienen precios fuera del presupuesto de la mayoría de los usuarios. Sin ir más lejos, el de 480 Gbytes cuesta algo más de 800 euros.

El modelo analizado es el de 120 Gbytes, con un precio por debajo de los 200 euros. La capacidad no es elevada, pero resulta suficiente para instalar cómodamente un sistema Windows en él y usar un disco convencional para aplicaciones, datos y juegos.

Su rendimiento es excepcional, aunque hay que tener en cuenta que la controladora Sand­Force SF-2281 integrada comprime los datos antes de escribirlos en las celdas de memoria, de modo que el rendimiento cambia dependiendo del grado de compresión que se pueda realizar sobre ellos. En el caso peor, la tasa de escritura es de unos 170 Mbytes/s, frente a los más de 500 Mbytes/s que se consiguen con datos altamente comprimibles. Para la lectura de datos no hay diferencias tan acusadas. Eso sí, siempre con SATA 6 Gbps, pues con SATA 3 Gbps el rendimiento se ve penalizado seriamente y será complicado pasar de 300 Mbytes/s.

Un disco bien hecho y con una controladora puesta al día que ofrece un rendimiento elevado por un precio asequible, aunque con una capacidad modesta. Si quieres la máxima productividad, un disco SSD como este es fundamental.