Disco duro interno Western Digital VelociRaptor 600 Gbytes

La llegada de las unidades de estado sólido ha propiciado que la mayor parte de los fabricantes de almacenamiento ofrezcan soluciones de este tipo, pero sin abandonar la fabricación de discos duros tradicionales

Javier Pastor Nóbrega

30 noviembre 2010

Lo demuestra Western Digital con la nueva versión de sus VelociRaptor, que dobla la capacidad de sus antecesores (también hay una versión de 450 Gbytes) y trae algunas mejoras muy interesantes. La primera y más relevante es el soporte del estándar SATA 6 Gbps, que en nuestras pruebas ha arrojado mejoras poco significativas de un 15% con respecto a SATA 3 Gbps. La segunda, el aumento de la caché a 32 Mbytes, que mejora los tiempos de acceso. Eso se une a una versión también perfeccionada del «empaquetado» con la tecnología IcePack, que hace que la unidad real (de 2,5 pulgadas), esté encapsulada en un disipador que ajusta su tamaño al de un disco de 3,5 pulgadas. Es una idea muy útil teniendo en cuenta que la unidad gira a 10.000 rpm y que disipa más calor que un disco duro convencional.

4536894753_c0d741befc

Aun así, su consumo es ajustado (6,20 vatios en lectura/escritura, 4,30 en inactividad y 0,70 en espera). Su rendimiento en nuestras pruebas demuestra que estas unidades están aún lejos de la productividad de los mejores discos duros en estado sólido. HD Tach ha ofrecido tasas de escritura de 243,6 Mbps, un resultado muy bueno pero inferior al arrojado por las unidades SSD de mayor rendimiento. Eso sí, esta propuesta presume de un coste por gigabyte más favorable.