Disco duro Toshiba MK1059GSM para ordenador portátil

Los discos duros de portátil en formato de 2,5 pulgadas han dado el salto definitivo en la carrera de la capacidad máxima, llegando al Terabyte de capacidad

Enrique Sánchez rojo

Toshiba disco duro portátil

25 enero 2011

Los discos duros de portátil en formato de 2,5” han dado el salto definitivo en la carrera de la capacidad máxima. Ya podemos encontrar en el mercado unidades como esta MK1059GSM que hemos analizado de Toshiba, que, en unas mínimas dimensiones, son capaces de ofrecer capacidad de hasta 1 Tbyte de datos.

Todo ello manteniendo un consumo eléctrico mínimo, que oscila entre los 4,5 vatios necesarios en el momento del arranque y los 0,18 vatios que precisa para mantenerse en funcionamiento en espera. Este detalle es importante, pueto que, para lograr el aumento de capacidad, Toshiba ha optado por montar un tercer plato, lo que en teoría podría haber elevado el consumo eléctrico.

Eso sí, lo que ha aumentado es el grosor de la unidad. De los 9,5 mm de los discos que hemos visto hasta ahora en el mercado, este modelo sube hasta los 12,5 mm, al tiempo que aumenta unos gramos su peso. No es un tema preocupante dado el aumento de capacidad que proporciona, pero hay que tenerlo en cuenta, pues no todos los habitáculos de portátil o carcasas de discos externos estarán preparadas para alojar las nuevas dimensiones.

Respecto a las pruebas, los valores medios en lectura, escritura y búsqueda se mantienen en valores similares a los de unidades de 500 y 640 Gbytes probadas anteriormente en el Laboratorio.

Gráfica HDTach

La gráfica de HDTach demuestra unas cifras de rendimiento y comportamiento muy similares a las de las unidades de 2,5” analizadas hasta la fecha.