Discos duros multimedia: Iomega ScreenPlay HD

Un disco duro pensado para la función original de almacenar datos, ofrece salida de alta definición, pero con un motor de resolución estándar

15 julio 2008

De todos modos, siempre y cuando se tenga presente esta limitación en cuanto a la compatibilidad con contenidos multimedia HD, todo irá bien. En esencia, es un disco perfecto para transportar datos que, además y de forma ocasional, reproduce audio, vídeo e imágenes.

 

Es un dispositivo muy rápido en la respuesta y permite guardar películas DVD ripeadas tal cual, lo que abre las puertas a un uso especializado en el archivo de una colección de películas en este formato. Eso sí, no dispone de conexión USB Host y el acceso al interior para cambiar el disco duro es poco menos que un suplicio sólo apto para manitas. En cualquier caso, la conexión HDMI está presente más para simplificar la conexión que para diferenciarse respecto de la de vídeo por componentes y no hace de todo, pero lo que reproduce lo reproduce sin problemas.

 

El chip empleado está especializado en el tratamiento de contenidos más cercanos al DVD que a la generación actual de archivos multimedia de alta definición y de ahí su buen comportamiento como reproductor para películas ripeadas desde los discos ópticos. Las conexiones de audio y vídeo son de tipo propietario, lo cual permite reducir el espacio dedicado a las mismas y el tamaño del disco, aunque, a cambio, obliga a tener cuidado para no extraviar los cables incluidos junto con la unidad.