Diseña un PC barato y potente para Vista

Aunque el último sistema operativo de Microsoft puede ejecutarse de forma solvente en ordenadores con una configuración básica, para dar lo mejor de sí mismo precisa un equipo potente. Por esta razón, nos hemos propuesto un ambicioso objetivo: diseñar un PC a su altura pero lo más económico posible

Diseña un PC barato y potente para Vista

7 agosto 2008

Una gran parte de las consultas que recibimos de vosotros, los lectores, hace referencia a las dudas que suscitan las exigencias en materia hardware de Windows Vista.

 

El número de misivas en las que solicitáis nuestra opinión a la hora de configurar un equipo bien pertrechado de cara al futuro es abrumador. Nos hemos propuesto diseñar un equipo capaz de ejecutar el sistema operativo más sofisticado de Microsoft de forma solvente, pero no a cualquier precio, sino con el mínimo coste posible. Y es que, afortunadamente, para hacerse con un ordenador realmente potente no es en absoluto necesario afrontar un gran desembolso.

 

El infatigable ritmo evolutivo del mercado informático provoca en muchos usuarios un malestar comprensible debido a que resulta imposible estar a la última durante mucho tiempo. Cualquier componente es superado en pocos meses, por lo que su predecesor se deprecia de forma drástica en un lapso de tiempo muy inferior al que rige otros mercados del sector tecnológico.

 

Sin embargo, este comportamiento favorece claramente a los consumidores, pese a la imposibilidad de «estar a la última» durante mucho tiempo, debido a que la potencia de los ordenadores se incrementa continuamente mientras que su precio baja cada vez más. ¿Quién podría vaticinar hace tan sólo un par de años que en la actualidad podríamos comprar un portátil ultraligero por menos de 300 euros?

 

Si te estás planteando actualizar tu PC para exprimir Windows Vista y utilizar el software que está por llegar con garantías, o bien quieres comprarte un nuevo equipo de bajo importe, te interesará este informe. Nadie da duros a cuatro pesetas, pero esto es lo más parecido que vas a encontrar.

 

Los cimientos del PC

Según los responsables de Microsoft, Windows Vista puede correr en una máquina gobernada por un microprocesador a 800 MHz. Y es cierto. No obstante, para que la experiencia de usuario sea realmente satisfactoria es imprescindible contar con una CPU más potente. ¿Intel o AMD? Según nuestra experiencia, la primera de estas firmas es la opción más consistente cuando se busca el máximo rendimiento o la mejor relación precio/prestaciones. No obstante, este no es nuestro objetivo en esta ocasión.

 

Nuestro propósito es diseñar el PC más barato posible capaz de ejecutar con solvencia tanto Windows Vista como el software empleado habitualmente por un usuario doméstico «tipo», por lo que la opción AMD cobra vida.

 

Los chips Sempron de esta firma tienen unos precios fantásticos y ofrecen un rendimiento muy digno. Como muestra un botón: por unos 30 euros podemos conseguir una CPU a 2 GHz, con un TDP (Thermal Design Power) inferior a los 50 vatios, compatible con módulos de memoria DDR2 y fabricada con tecnología de 65 nm.

 

La familia Athlon 64 X2 también resulta muy atractiva en este contexto, pues ofrece algo más de potencia por un precio ligeramente superior. Y es que por menos de 50 euros podemos hacernos con una CPU de doble núcleo capaz de trabajar a más de 2 GHz.

 

Por otra parte, prácticamente todos los fabricantes de placas base ponen a disposición de sus clientes soluciones diseñadas para sacar el máximo partido posible a estos chips de AMD. Gigabyte (www.giga-byte.es), Abit (www.abit.com.tw) y Asus (http://es.asus.com) son solamente algunos de ellos, por lo que el abanico de opciones es muy amplio.

 

Además, el nivel de integración de funciones de estas placas es elevado, por lo que todos los modelos nos permiten prescindir de las tarjetas de red y sonido, y algunos incluso de la tarjeta gráfica. Es más, indagando hemos encontrado varias propuestas con salida HDMI perfectas para reproducir contenidos en alta definición al estar equipadas con el chipset 690 de AMD, un producto catalogado como Windows Vista Premium y que, según nuestra experiencia, mueve Aero con soltura. ¿Su precio? Inferior a 60 euros.

 

Antes de concluir este apartado debemos acotar con precisión qué memoria principal necesitamos. Hemos comprobado que Windows Vista funciona con 512 Mbytes, pero la cantidad óptima a nuestro juicio es 2 Gbytes. ¿Y con 1 Gbyte? Trabaja razonablemente bien, por lo que ésta será nuestra opción en esta ocasión dado que nuestro presupuesto es ajustado. Un módulo DDR2-667 de 1 Gbyte fabricado por Kingston cuesta menos de 20 euros, por lo que resulta la opción idónea para nuestra nueva máquina.

 

Chasis, disco duro y DVD

Una vez que tenemos bien atados los componentes que constituyen el corazón de nuestro PC, debemos prestar atención al subsistema de almacenamiento secundario. El precio de los discos duros SATA II de última hornada se ha reducido sensiblemente hasta el punto de que podemos conseguir unidades de 250 Gbytes (una capacidad más que suficiente para la mayor parte de los escenarios de uso) por menos de 40 euros.

 

El precio de las regrabadoras de DVD es aún más comedido. Y es que en este apartado sólo tendremos que invertir unos 20 euros para hacernos con una unidad solvente capaz de leer y escribir en soportes CD y DVD. Por el momento, en una máquina de coste contenido no es factible incorporar una unidad lectora de Blu-ray Disc porque la encarecería bastante (el importe de las más económicas oscila en torno a los 100 euros), y mucho menos una regrabadora.

 

Contra todo pronóstico, el precio de un chasis para PC robusto y equipado con una fuente de alimentación de calidad es elevado. Tanto es así que este elemento podría disparar el coste de nuestra máquina, sin embargo, después de investigar encontramos varias propuestas equipadas con fuentes de 350 vatios de honesta calidad.

 

Una solución de este tipo no es suficiente para alimentar un PC de última generación equipado con una CPU con cuatro núcleos y una tarjeta gráfica de alta gama, pero sí lo es para nuestro equipo, máxime si utilizamos un procesador con un TDP bajo. Por unos 25 euros podemos hacernos con un chasis de estas características, aunque, eso sí, por ese precio es imposible encontrar una caja con paneles de aluminio que incorpore además la fuente de alimentación.

 

Informática democrática

Basta echar un vistazo a las inserciones publicitarias de cualquier número de PC Actual para percatarse de que en el ámbito de la tecnología aplicada a la informática cada vez obtenemos más por menos. Esto es, más prestaciones y funciones a cambio de menos inversión económica. No obstante, antes de adquirir un equipo similar al que hemos perfilado en este artículo, es necesario ser consciente de para qué podemos utilizarlo y para qué no.

 

Las expectativas de cualquier usuario que pretenda emplearlo para ejecutar herramientas ofimáticas, navegar por Internet y administrar su correo electrónico, entre otras tareas, se verán colmadas.

 

Sin embargo, un PC de estas características no es la mejor opción para los jugones y los entusiastas del diseño en 3D y la edición de vídeo. A pesar de ello, bastaría con añadir 1 Gbyte más de memoria principal, una tarjeta gráfica dedicada y un microprocesador equipado con 2 o 4 núcleos para lograr satisfacer las necesidades de estas útimas demandas, lo que supondría un incremento de precio que oscilaría en torno a los 200 euros.

 

Un equipo por poco más de 200 euros

El PC cuya configuración vamos a detallar responde exactamente al objetivo que nos hemos propuesto en este artículo: diseñar un equipo solvente y capaz de ejecutar Windows Vista afrontando el mínimo desembolso posible. Los precios de los componentes los hemos obtenido del catálogo de las firmas que se publicitan en PC Actual actualizados a día 19 de mayo. Todos ellos incorporan el IVA.

 

Nuestra propuesta es la siguiente: microprocesador AMD Athlon 64 X2 4400+ a 2,3 GHz con ventilador (57,81€), placa base Asus M2A-VM HDMI equipada con el chipset AMD 690G y GPU ATI Radeon X1250 (57 euros), 1 Gbyte DDR2-667 Kingston CL5 (17,75 euros), disco duro Samsung de 250 Gbytes SATAII (37,53 euros), regrabadora de DVD LG GSA-H58NR (19,87 euros) y chasis ATX AOpen QF50C con fuente de alimentación de 350 vatios (25,52 euros). El coste total de este PC con IVA incluido asciende a 215,48 euros.