Edge 500: repartiendo regalos en bicicleta

Dicen que los Reyes Magos van a cambiar la estrella de Oriente por un GPS Garmin. Así, tienen asegurado llegar a tiempo a todos los hogares españoles gracias a sus novedosos equipos de navegación que también valen para peatones y velocípedos

Edge 500: repartiendo regalos en bicicleta

14 diciembre 2009

El Edge 500 del fabricante norteamericano Garmin dispone de un completo sistema de medición que proporciona a los deportistas la posibilidad de supervisar su posición GPS con precisión, así como de controlar la velocidad, la distancia, el tiempo, el ritmo cardíaco (con pulsómetro), la cadencia de pedaleo (con sensor de cadencia), la altitud y la pendiente. Además, el GPS de alta sensibilidad no requiere calibración, pudiendo instalarlo y cambiarlo con rapidez en cualquier bicicleta.

Igualmente, gracias a la tecnología ANT+Sport, es compatible con medidores de potencia de tercera generación de otras marcas para un análisis más exhaustivo de la carrera. Por su parte, Garmin también posee su propio monitor de frecuencia cardíaca, que proporciona datos sobre las pulsaciones para calcular el número de calorías quemadas en cada carrera.

Como no podía ser menos, dispone de un diseño robusto y resistente al agua, cumpliendo el estándar IPX7. Del mismo modo, dispone de una pantalla TFT de 1,7 pulgadas, tecnología HotFix para captar la señal satelital con mayor precisión, lectura de la temperatura ambiente y cambios horarios según la zona por la que se transite.

Por otro lado, una vez finalizados los entrenamientos o la carrera, el Edge 500 se puede conectar mediante cable USB a un ordenador para descargar los datos almacenados sobre los diferentes parámetros (ritmos vitales, cadencia, velocidad…) y, a continuación, revisarlos, compararlos con otros anteriores o compartirlos. Todo ello a través de Garmin Connect, una comunidad on-line en la que los usuarios pueden guardar sus rutas y actividades, además de comentarlas, e, incluso, visualizarlas en Google Earth.

Este modelo destaca, entre otras cuestiones, por su ligereza, ya que su peso no supera los 60 gramos. Los PVPR del Garmin Edge 500 es de 289 euros (IVA incluido), mientras que con todos los accesorios (pulsómetro y sensor de cadencia) se va a los 299 euros.

Temas Relacionados
Loading...
'); doc.close(); });