Elige el PC Perfecto

Aunque ya no sea tan rentable montar tu PC desde cero, por supuesto que sigue siendo fundamental saber elegir los componentes que deben hacer que el ordenador sea «tu mejor compañero». Para ello, en las siguientes páginas te enseñamos cuáles son los mejores componentes, cómo elegir tu PC ideal y, si te animas, cómo montarlo desde cero

Elige el PC Perfecto

1 octubre 2007

Elegir nuestro PC ideal no es, desde luego, una tarea fácil. Por eso siempre está bien contar con ayuda, sobre todo si ésta viene de la mano de nuestros expertos del Laboratorio, siempre al día de las últimas tecnologías en todo lo que rodea a la informática. Si hasta hace unos pocos años quien más y quien menos se afanaba, con mayor o menor destreza, en montar su propio equipo desde cero con la idea de asegurarse la mejor configuración posible (y de paso ahorrarse unas «pesetillas» de las de antes), en la actualidad esto resulta poco rentable. Y es que el abaratamiento de los precios ha hecho que los distintos fabricantes ofrezcan equipos con configuraciones muy completas y a precios muy atractivos. Sin embargo, saber elegir entre las múltiples posibilidades que existen en el mercado de los PC de sobremesa sigue siendo una tarea ardua.
Tres equipos, tres necesidades
Por supuesto, y como es lógico, no todo el mundo tiene las mismas necesidades, por lo que al plantear este Tema de Portada decidimos crear tres configuraciones básicas destinadas a tres tipos de usuarios bastante diferenciados. Para empezar, tenemos el que hemos bautizado como PC del entusiasta, un equipo extraordinariamente dotado capaz de lidiar con lo que le echen, ya sean videojuegos de última generación, películas en alta definición o programas de edición de vídeo.
La segunda propuesta sería el PC ofimático, pensado para trabajar y cuya configuración, lógicamente, no debería ser tan potente como el anterior, aunque sí suficiente para manejarse con soltura en la gestión de hojas de cálculo, elaboración de presentaciones, navegación por Internet y, muy importante, ajustarse a las exigencias de Windows Vista.
Por último, tendríamos el PC de salón, una máquina destinada a convertirse en el centro multimedia de nuestro hogar, con unos requisitos especiales en cuanto a tamaño, ruido y conectividad con pantallas planas, además de otras características específicas.

 

Cada una de estas tres alternativas ha sido contemplada desde varios puntos de vista. En primer lugar, os ofrecemos un artículo con las claves para elegir los mejores componentes (procesador, chipset, tarjeta gráfica, memoria RAM, unidades de disco…) para cada una de las tres tipologías de PC comentadas. A continuación, despiezamos un equipo que hemos elegido de entre lo que ofrece el mercado actual, entendiendo que su configuración se ajusta a lo que estamos exigiendo a un ordenador de estas características.

 

Por último, os ofrecemos un escaparate con otros equipos similares de distintos fabricantes, para que tengáis donde elegir en caso de que estéis interesados en adquirir un PC similar. Adicionalmente, en la parte principal de cada tema hemos incluido un cuadro dedicado al software, entendiendo que éste también forma parte importante del equipo. Aquí hemos tratado de hablar de los programas que no deberían faltar en un ordenador de un tipo determinado, así como las distintas opciones que se pueden encontrar en cada caso, incluyendo las gratuitas o las basadas en Web.

 

Por último, tampoco nos hemos olvidado de los más manitas, aquellos que siguen prefiriendo montar su equipo desde cero. A ellos les hemos dedicado el último artículo, donde mostramos cómo llevar a cabo esta labor sin complicaciones y conseguir su PC perfecto.