Las empresas apuestan por el portátil

A lo largo de los últimos cinco años, muchas empresas europeas han adquirido ordenadores portátiles para su personal tras darse cuenta que es necesario potenciar la movilidad de sus trabajadores. Pero, ¿hay más razones para este cambio de tendencia?

Las empresas apuestan por el portátil

26 enero 2009

LA OPINIÓN DEL EXPERTO

La tendencia para incrementar la movilidad del personal ha creado unos niveles sin precedente en la flexibilidad de los empleados, mejorando la agilidad de las empresas y aumentando la capacidad de respuesta para ajustarse a las necesidades de sus clientes y a la dinámica del mercado.

Aunque se conocen bien los beneficios que ofrecen los ordenadores portátiles, se sabe en menor medida que, hoy en día, podemos gestionar y garantizar fácilmente la seguridad de nuestras flotas de ordenadores portátiles, utilizando para ello las prestaciones para automación y gestión remota incorporadas en estos dispositivos.

Para muchas empresas que realizan sus actividades comerciales en unos entornos competitivos y están sujetas a cambios rápidos, no tiene sentido mantener a los empleados sujetos a unas estaciones de trabajo fijas basadas en equipos de sobremesa.

Para alcanzar el éxito en unos mercados mundiales cada vez más competitivos, las empresas necesitan incrementar su capacidad de respuesta y agilidad y esto sólo puede lograrse si se ofrece a los empleados acceso a la información correcta en el lugar apropiado y en el momento justo.

La movilidad corporativa en Europa está ya mostrando señales de madurez temprana, a medida que el trabajo móvil va más allá del correo electrónico para incorporar el uso habitual de aplicaciones empresariales avanzadas como, por ejemplo, las utilizadas para la elaboración de informes sobre ventas o las herramientas para gestionar las relaciones con los clientes.

Esta capacidad para trabajar de forma remota también satisface la necesidad creciente de potenciar las condiciones del trabajo flexible en las compañías. Para los empleados, las nuevas tecnologías ofrecen mayores posibilidades para conciliar la vida personal y laboral, mejorando así la satisfacción en el trabajo.

Por otra parte, para las empresas, el trabajo flexible puede reducir los costes de espacio necesario en la oficina y, en vista de la coyuntura económica actual, se espera que esta reducción de gastos impulse en gran medida el trabajo móvil durante el año 2009.

Asimismo, el trabajo a distancia que permite la informática móvil resulta también positivo para el medio ambiente, ya que elimina la necesidad de viajar hasta el lugar de trabajo.

Hay una tendencia cada vez mayor que deja patente que los empleados prefieren realizar prácticamente todas sus tareas con ordenadores portátiles y, por esta razón, las empresas europeas están incorporando rápidamente el uso de este tipo de equipos.

En el año 2003, el número de ordenadores portátiles adquiridos por las empresas europeas alcanzó 7 millones de unidades, una cifra que se espera triplicar a finales de 2008, llegando hasta 21,7 millones de unidades, y se estima que esta tendencia continúe aumentando progresivamente, hasta lograr 36 millones de unidades en el año 2012.

Por su parte, los directores de TI, tanto de pequeñas empresas como de organizaciones multinacionales, están observando cada vez más que las barreras para implementar y mantener los ordenadores portátiles se están reduciendo, permitiendo a las organizaciones utilizar ordenadores portátiles en vez de equipos de sobremesa.

Los ordenadores portátiles basados en Centrino 2 con tecnología vPro incorporan unas funciones innovadoras para permitir la gestión remota de equipos portátiles para, de esta manera, incrementar el control y reducir los gastos generales a la hora de gestionar el parque de ordenadores.

El momento apropiado para el cambio

Estos ordenadores con vPro pueden ofrecer una mayor libertad al personal de una empresa, permitiendo a los empleados responder de una forma más efectiva a las demandas de sus clientes, potenciando al mismo tiempo el trabajo flexible para satisfacer las necesidades de los clientes.

Asimismo, pueden reducir costes facilitando las tareas de mantenimiento, disminuyendo los requisititos de espacio en las oficinas y reduciendo el consumo de energía. La gestionabilidad remota y las prestaciones exclusivas para seguridad proactiva con ayuda de hardware ofrecen una respuesta a los requisitos de las TI en lo que se refiere a rentabilidad y seguridad.

Estos son algunos de los principales beneficios que se pueden obtener en una coyuntura económica difícil, liberando a las organizaciones de TI de las tareas de mantenimiento y permitiéndoles centrar sus esfuerzos en impulsar el uso de soluciones empresariales innovadoras.

Por Jorge Lang, director de Mercado Empresarial de Intel Ibérica