Empresas: Nokia, la flexibilidad como principal activo

PC Actual se adentra en la sede española de esta empresa finlandesa, que ganó el Premio Empresa Flexible en la categoría de mediana empresa a escala nacional el año pasado. El 80% de los empleados practica el teletrabajo, lo que para algunos es futuro, para otros es el día a día

Empresas: Nokia, la flexibilidad como principal activo

27 marzo 2007

La facturación de Nokia en España en el año 2006 ha alcanzado los 1.139 millones de euros, una cifra que sitúa a nuestro país como uno de los diez que más aportan a las cuentas generales del gigante finlandés.

Sorprendente, ¿no? Bueno, pues más lo es todavía si nos acercamos a su quehacer diario y descubrimos que todo ello se ha conseguido bajo el paraguas de la política de flexibilidad que se práctica en esta sede madrileña de Pozuelo de Alarcón, única con la que cuenta la compañía en España. De este modo, cada profesional elige si hoy se acerca a la oficina o si se conecta desde casa o cualquier otro lugar con las tecnologías que le brinda la firma como beneficio social, que constan de un dispositivo móvil con las aplicaciones necesarias para realizar el trabajo y acceder al correo electrónico y una conexión ADSL en el hogar.

Internamente, una intranet con todos los procesos sistematizados facilita la petición de vacaciones, la reserva de salas, el acceso a los planes de formación y todas aquellas gestiones que un profesional requiera hacer. Los nuevos, por su parte, tienen en esta herramienta una carta de presentación y proceso de acogida para conocer a la empresa y a los colegas con los que han de trabajar más de cerca.

Pero para Nokia la flexibilidad es algo más y, además de la opción de trabajar a distancia o de relativizar los horarios, ofrece a sus empleados días y permisos por emergencia, permite dos jornadas, que no se descuentan de vacaciones, para participar en temas de voluntariado o responsabilidad social corporativa y se lleva a cabo una conversación semestral para tomar el pulso a la situación personal (conciliación) y establecer los objetivos y el desempeño de funciones.

Los equipos virtuales, por su parte, son una realidad y cuentan con un messenger interno, un móvil, videoconferencias y la herramienta Lotus Sametime para coordinar trabajos comunes.