Empresas: Yacom, de ISP a operador

Nos acercamos a una de las empresas triunfadoras de la era de Internet: Yacom, que de proveedor se ha transformado en operadora de telecomunicaciones abanderada por la alemana T-Online de Deutsche Telecom.

Empresas: Yacom, de ISP a operador

28 noviembre 2006

Si hacemos memoria, el comienzo de Yacom como portal de Internet nos lleva a finales de la pasada década, cuando los sueños cibernéticos todavía eran posibles y la burbuja de Internet no había estallado.

Por estas fechas, Martín Varsavsky, empresario conocido por su afán emprendedor, reunió a una veintena de personas procedentes de Terra para crear un portal de contenidos libre y en castellano. La jugada le salió redonda, y a sus empleados también (tenían un porcentaje de las acciones), pues el apoderado argentino vendió la discreta compañía por 92.000 millones de pesetas a Deutsche Telekom. A partir de ahí, comenzó un periplo que les ha llevado a conformarse como operador de telecomunicaciones bajo la marca Yacom y el registro social T-Online Telecommunications Spain.

Dos sedes para una misma empresa
En la actualidad, Yacom sigue conservando su casa original en la calle Albasanz de Madrid, sin embargo, la compra de Albura en 2005 ha hecho que buena parte de la estructura se traslade a las plantas del edificio Gorbea que ésta tenía y conserva en la localidad de Alcobendas. Allí, se concentran los departamentos de recursos humanos, marketing, finanzas, legal, estrategia de negocio, etc., mientras que en la antigua oficina se mantiene la plantilla que alimenta al portal de Internet (contenidos, servicios y comercio electrónico); en total, unas 52 personas de las más de 470 que forman parte de la compañía.

Sin embargo, esta división física no lo es mental y ambas sedes trabajan al unísono y se coordinan sin problemas. Así lo pudimos comprobar durante nuestra visita. Además de estas instalaciones, la firma cuenta con un servicio de atención al cliente y otro de comerciales en diferentes zonas de la ciudad.

Grandes hitos para un pequeño
El primer reto al que se ha tenido que enfrentar Yacom ha sido a la integración con Albura, una empresa que pertenecía a Red Eléctrica de España y cuya cultura era radicalmente diferente a la del proveedor de Internet. La filosofía de nuestro protagonista se resume con la máxima «vamos a por ello», mientras que la compañía adquirida se basaba en unos procesos más rígidos y estaba dominada por un ambiente de congelación tras los dos años que duró el proceso de venta. Así, en el verano de ese año, los responsables reunieron a todos los empleados en Faunia en un evento que sirvió de lanzadera a todo lo que implicaría la fusión. A un año vista, la situación es estable y se ha normalizado la situación, lo que se considera todo un éxito.
El otro gran reto y con el que aún lidian hoy en día es su conversión desde un proveedor de Internet a operador. En este trasiego no han querido dejar atrás la innovación, la creatividad y la fuerza que caracterizó a Yacom en los orígenes, ahora bien, hasta donde esto es posible teniendo en cuenta la dimensión que ha adquirido la compañía.

En busca de talentos
Una de las características de la actual Yacom, fruto de su incesante crecimiento, es la búsqueda de personal. De hecho, en la actualidad, existen multitud de vacantes en el área jurídica (especialistas en el marco regulatorio audiovisual), en el área de despliegue de voz, en procesos, sistemas, comerciales, supervisión de red, etc.

El perfil exigido por la compañía responde a una persona ágil, que se adapte fácilmente a los cambios, que sepa trabajar en equipo y que tenga capacidad de reflexión y análisis frente a la resolución de problemas. Además, debe estar motivada por el hecho de entrar a formar parte de un operador en creación, con todo lo que ello implica.

La empresa le ofrece posibilidades de crecimiento, un ambiente muy bueno y los beneficios sociales por valor de unos 2.300 euros (tique restaurante, seguro médico, vida y accidente) y, según niveles, cheque gasolina y coche de la empresa (unas 20 personas y de la cúpula directiva). Este último es el único elemento diferenciador, pues suelen ser muy democráticos en este sentido. En cuanto a formación, todos los empleados reciben clases de inglés y los mandos intermedios se entrenan en capacidad de liderazgo, gestión de equipos, visión estratégica, etc. Además, este año comenzarán con un programa dirigido al top managment.