Enhorabuena a los premiados

Aprovechamos estos meses vacacionales para recopilar las contribuciones a PCA de uno de los indiscutibles amos de la blogosfera hispana: con ustedes, la dosis diaria de Javier Candeira, uno de los principales artífices de Barrapunto

Enhorabuena a los premiados

3 septiembre 2008

LÓGICA DISCRETA (#199, SEP2007)

Las especulaciones sobre cuánto ha pagado Google por Panoramio son sólo eso, especulaciones. Lo que está claro es que ambas partes han salido ganando con el acuerdo. Mientras tanto, la envidia sana ha hecho que todos nos sintamos un poco envidiosos de los creadores de Panoramio

En apenas 18 meses, desde su comienzo en octubre de 2005, habían logrado tener una comunidad internacional: más de cuatro millones de usuarios únicos al mes, más de un millón de fotos geoposicionadas sobre Google Maps... incluso aparecía como una capa en el programa Google Earth. Y eran rentables sólo con los anuncios de AdSense, gestionados también por el gigante norteamericano.

Algunos, entre los que confieso estaba yo, creíamos que Panoramio tenía malas perspectivas, sobre todo si en Google se les ocurría replicar sus esfuerzos. No es que montar servidores de fotos y aguantar un crecimiento del 40% sea cosa baladí (Panoramio era más que un sitio de mashups, como demuestra que Google Earth importara fotos de ella), pero en Google hay mucha gente con muchos recursos, y al fin y al cabo allí trabajan tanto los creadores de Google Maps como los de Google Earth.

El bombazo saltó durante el Google Developer’s Day: Google compraba Panoramio. La relación entre ambas empresas ya era muy estrecha: la primera no sólo había incluido las fotos de la segunda en Google Earth, sino que incluso les estaba prestando servidores y ancho de banda para soportar el apabullante crecimiento en visitas. Desde ese momento, Panoramio sería un producto Google, y sus tres creadores empleados del grupo de desarrollo de Google en Zurich.

Los rumores dicen que el precio de venta es de seis millones de dólares, algo que no está mal, especialmente teniendo en cuenta que son sólo tres a repartir (nota: contactado Eduardo Manchón rechazó confirmar o denegar cantidades de dinero ni porcentajes de reparto). La valoración de la empresa es ajustada pero... ¿y si lo que estuviera valorando Google no fuera la empresa?

Supongamos, por un momento, que la valoración de Panoramio es cero, y que lo único que quería Google era contratar a sus creadores. Ahora mismo, Google reporta ganancias de, aproximadamente, mil millones de dólares al trimestre, unos cuatro mil millones de dólares al año. Dividido por los 8.000 empleados son medio millón de dólares por empleado y año. Comprar Panoramio les habría costado, según esta especulación, cuatro años de ganancias por cada uno de los nuevos empleados.

Según métricas tradicionales, las empresas de Internet como Google muestran unos ratios valoración/ganancias exagerados y su precio está inflado. Pero quizá la bolsa tiene razón, y a Google le queda mucho por crecer y mucho mercado por dominar. Google parece hacer la misma apuesta, tanto por sí misma como por Panoramio y sus tres creadores. En sus cuentas seguro que también entra el desarrollo de un sitio de fotografía geoposicionada. Después de todo, en Google todo se mide y nada se deja al azar.

Por su parte, Eduardo Manchón, Joaquín Cuenca y José Florido también tienen una oportunidad mucho más envidiable que el dinero que pueden haber recibido por la venta: poder sacar adelante su propio proyecto con todos los recursos del mayor sistema distribuido de computación del mundo es algo que muchos sueñan y que pocos alcanzan. Enhorabuena a los premiados. Tanto a Panoramio como a Google.