Equipos multifunción con conexión WiFi

El negocio de la impresión sigue siendo uno de los más golosos para los fabricantes. Pero no basta con ofrecer calidad, demandamos muchas más funcionalidades

Anabel Pasiego

Multifunción WiFi apertura

25 febrero 2011

Tradicionalmente los equipos multifuncionales han vivido al amparo del PC a pesar de la posibilidad de trabajar con ellos de manera independiente gracias a la integración de funciones tan interesantes en su día como el fax o la fotocopiadora. De todos modos, a pesar de esa independencia, estaban condenados a instalarse cerca del PC o el portátil para conectarlos mediante el cable USB. Pero esta esclavitud deja de ser tal con la irrupción de las interfaces de red primero y WiFi después.

Multifunción WiFi Brother

En esta comparativa el hilo conductor es, precisamente, la presencia de la conectividad WiFi en los equipos analizados, que, además, tienen que hacer uso de la tecnología de inyección para la impresión. El resto de características no ha sido una exigencia fuerte en la selección de productos, aunque hemos intentado que el precio de los equipos no supere los 300 euros, una cifra que empieza a entrar en conflicto con el coste de los dispositivos láser.

Tinta versus láser

Esta discusión se puede abordar desde diferentes perspectivas, aunque de un modo rápido podemos recomendar la tecnología de inyección de tinta para usuarios particulares o profesionales que no hagan un uso frecuente ni intensivo de la impresión, y el láser para los usuarios que imprimen mucho y con frecuencia. El precio inicial de un equipo de inyección es, por lo general, más económico que el de uno láser, aunque a medida que se va imprimiendo más el coste total de propiedad acaba siendo más reducido en un equipo láser gracias a que generalmente su precio por copia consigue que las estadísticas resulten más favorables a la larga si se compara con la tecnología de inyección.

Cartuchos de tinta inyección

Con la llegada de los cartuchos múltiples los precios de los recambios parecen sensatos, con cifras del orden de los 10 a 15 euros por cartucho, pero a poco que se cambien con frecuencia, las cuentas no salen. Un recambio de tóner es más caro, pero dura más. De todos modos, para unos hábitos de impresión comedidos, la menor inversión inicial en la compra de un equipo de tinta frente a uno láser compensa el mayor coste de los recambios.

Multifunción WiFi

• El acceso a los depósitos de tinta en estas propuestas suele ser más sencillo que al tóner en los dispositivos láser. Cualquier usuario novel puede cambiar los consumibles sin dificultad.

Además, la tinta permite obtener unos resultados fotográficos más convincentes, aunque no es en absoluto aconsejable usar de forma regular una impresora de inyección para imprimir fotos con calidad alta. Con toda seguridad saldrán más caras que lo que se pueda pagar en un servicio de impresión profesional como los que hay en los centros comerciales, que generalmente son ya de tipo autoservicio y se han generalizado.

Loading...
'); doc.close(); });