Equipos Phenom: Acer Aspire M5100

Acer sigue luchando por hacerse un hueco en el menguante mercado de PC de sobremesa, y la verdad es que aptitudes no le faltan. El modelo Aspire M5100 aúna la potencia de cuatro núcleos con un precio rompedor

3 junio 2008

El primero de los Phenom comerciales que hemos tenido la oportunidad de analizar es una máquina realmente atractiva por precio y configuración, pues nos permite tener un equipo ideal para el entretenimiento y la experiencia visual en nuestro hogar, pero a un importe apto a la mayoría de los bolsillos. También es cierto que se entrega sin monitor o altavoces (sí incluye un teclado y ratón de cable de la propia Acer), pero es la tendencia en esta clase de máquinas de sobremesa.

 

Entre los puntos más destacados tenemos la integración de un conector HDMI, que, junto al bajo nivel de ruido logrado y la atractiva estética negra del chasis, lo convierten en una solución perfecta como equipo Media Center para nuestro salón. Además, en la parte superior del frontal encontramos hasta cuatro conectores USB y otros de entrada y salida de audio que resultan extremadamente cómodos. Igualmente bien situado se halla el lector multitarjeta, debidamente camuflado tras una tapa translúcida.

 

En lo que a prestaciones se refiere, nuestras pruebas vuelven a demostrar que los nuevos Phenom no son ninguna bomba de prestaciones. Sin embargo, ofrecen la potencia suficiente para la gran mayoría de los usuarios y con su ajustado coste la relación precio/prestaciones que mantienen es muy razonable, por lo general más que la de equipos con Intel.