¿Escuchas Spotify gratis? Pronto podrías tener que pagar

24 marzo 2015

Es difícil hablar de servicios en streaming, sea vídeo, libros, o música, y no pensar en Spotify como uno de los primeros, sino el pionero entre todos, en triunfar. Muchos son los usuarios que escuchan Spotify todos los días para disfrutar de su música favorita. Si tú eres uno de esos, presta atención, pues la versión gratuita corre peligro.

Spotify_slider

No siempre fue gratis, ni siempre fue de pago

La historia de Spotify nos permite observar ahora la estrategia de la compañía. Comenzó siendo gratuito para captar la atención de los usuarios, pasó a contar con una versión Premium con funciones adicionales, como la eliminación de la publicidad, la escucha offline, y el uso de la aplicación para móviles. Después limitó su versión gratuita a tan solo 10 horas mensuales, lo que les ayudó a ganar altas en la versión Premium de pago y así comenzar a rentabilizar la compañía. Pero en su época más reciente volvieron a ofrecer la versión gratuita sin límites. Puedes escuchar la música que quieras en tu ordenador o tablet sin pagar nada, aunque tendrás que tener una conexión a Internet, y escuchar algunos anuncios de vez en cuando. Los usuarios Premium siguen teniendo todas las ventajas. Pero ese modelo podría haber sido amenazado.

Las discográficas no quieren música gratis

Al parecer, Spotify está siendo presionada por algunas de las grandes discográficas para que elimine su modalidad gratuita. Universal Music parece ser la discográfica más implicada, aunque también se habrían unido a ese grupo de presión otras dos grandes, como Sony Music y Warner Music. Las discográficas no estarían ya contentas con que Spotify ofreciera música gratis. Todo cuando en realidad, y en la práctica, la manera en la que Spotify ofrece la música a sus usuarios no tiene por qué afectar a las discográficas. El servicio de suscripción musical en streaming llega a acuerdos con las diferentes discográficas para pagarles por la música, que podrían variar entre cantidades fijas para contar con el catálogo, o cantidades variables en función del número de escuchas. Sea como sea, es asunto de Spotify decidir si quieren cobrar a los usuarios para pagar esos royalties a las discográficas, si quieren ganar dinero con la publicidad, o si quieren gastar la fortuna de la que dispongan –que obviamente es nula–. No obstante, sea como sea, el acuerdo entre Spotify y las discográficas no tiene nada que ver con la manera en la que Spotify ofrece su música.

Apple podría estar detrás

Aunque parezca mentira, según se plantea, la compañía de Cupertino podría estar detrás de toda esta presión que Spotify recibe de las discográficas. De siempre ha sido bien conocida la influencia que Apple tiene en las discográficas. No nos olvidemos de que son los responsables de gran parte de la música que se vende online, y lo han sido durante muchos años, por medio de iTunes, y las ventas de sus iPod. Y es que, al final hay una realidad innegable que está incluso por encima de los negocios, y que tiene que ver con el día a día. Cuando todos los empleados de una discográfica, incluidos los directivos de la misma, han elegido durante años los iPod para escuchar música, resulta difícil pensar que existe una compañía mejor que Apple para determinar el futuro del mundo musical. Sobre todo porque los productos fracasados de Apple se pueden contar en muy pequeñas cantidades.

De nuevo, Apple prepara algo, y se llama Beats Music. ¿Qué es? Ni más ni menos que un Spotify, pero de la compañía de Cupertino, que permitirá escuchar música sin límites siempre y cuando los usuarios paguen una cuota mensual que ascenderá a una cifra semejante a Spotify, e incluso se dice que podría ser más económica.

El problema

Pero Apple se enfrenta al mismo problema que Google –quien hace no tanto también lanzó su servicio en streaming en imitación de Spotify–: resulta difícil competir con un servicio que además de haber sido utilizado durante años, ofrece una versión gratuita con la que los usuarios pueden escuchar música sin límites. Estos usuarios, crean listas, conocen la interfaz, y el día que quieren pagar por tener algo mejor, no cambian de plataforma. Si Beats Music tiene el mismo éxito que Google Play Music, entonces podemos ir preparándonos para otros tantos años de éxito de Spotify.

Pero eso no va a ocurrir. La estrategia de Apple se basa en dos ejes. El primero casi lo conocemos con precisión, y es que Beats Music estará disponible también para Android. Supone un punto de inflexión necesario para que el servicio triunfe por sí mismo y no solo como un complemento de los productos de Apple. El segundo no está tan claro. Acabar con la versión gratuita de Spotify ayudaría, y esto solo es posible con la ayuda de las discográficas.

Se dice que Apple ha convencido a las discográficas de que podrían ganar mucho más dinero si Spotify no tuviera su versión gratuita, pues habría más usuarios de pago, y se podrían pagar royalties más caros. Olvidaron mencionar, claro, que el objetivo no sería que los usuarios de Spotify gratis se pasaran a Spotify Premium, sino que se pasaran a otras plataformas, como Apple Beats. Por si esto fuera poco, lo más probable es que otra gran compañía, como Google, estaría interesada en que esto fuera así, por lo que incluso se podría haber añadido para conseguir el objetivo.

Sin duda, Spotify está ante un gran problema del que no va a poder salir fácilmente. Para colmo, Warner, Sony y Universal tiene acciones en Spotify, por lo que la presión de estas podría ser notable. La última, Universal, que parece ser la que más ha presionado, también tenía acciones en Beats Electronics antes de que esta fuera adquirida por Apple en su mayoría. Difícil pensar que no existe relación.

Loading...