Eset Smart Security, liviano y eficaz

Estamos ante un producto bien estructurado, con una interfaz accesible. Destacamos el comedido uso que hace de la memoria del sistema tanto en reposo como invocando un análisis completo, no siendo así el de la CPU, que sube de media hasta un 12% al chequear

Eloy García Almadén

28 febrero 2009

El impacto que causa la instalación en el equipo no es muy elevado, y tanto la navegación a través de Internet como las operaciones cotidianas tales como la copia ficheros o la compresión de carpetas no se ven excesivamente ralentizadas.

Por otro lado, esta solución se nos antoja un tanto limitada. Las funcionalidades que ofrece no incluyen algunas tan útiles como la del control parental, limpieza de los datos de navegación o la salvaguarda de información confidencial. Igualmente, a pesar de anunciar como uno de sus beneficios clave la protección proactiva contra phishing, en nuestras pruebas no ha detectado ninguno de los cinco sitios maliciosos a los que hemos redirigido nuestra navegación.

En cambio, la protección contra software pernicioso ha sido impecable en cuanto a bloqueo al intentar realizar su descarga de Internet, en el análisis bajo demanda y en el intento de ejecución de los mismos. No obstante, al infectar el equipo y proceder a su reparación, nos hemos encontrado que ha dejado bastantes trazas e incluso librerías y otros ficheros que ha sido incapaz de limpiar correctamente.