Especial precaución con las redes WiFi en verano

Los ciberdelincuentes pueden aprovecharse del carácter abierto de las redes WiFi públicas para realizar sus actos delictivos con mayor facilidad

24 junio 2011

La disponibilidad casi generalizada de redes WiFi en hoteles, aeropuertos, cafeterías, restaurantes, etc. nos permiten estar conectados sin dificultad alguna incluso cuando viajamos. Sin embargo, como advierte Norton, hay que tener especial cuidado en su uso, dado que aumentan los riesgos de caer víctimas de virus o phishing.

Los ciberdelincuentes pueden aprovecharse de las zonas de acceso WiFi públicas para realizar sus actos delictivos con mayor facilidad. Conviene tener presente que los puntos de acceso WiFi públicos son redes inalámbricas que ofrece conexión compartida a la red. A ellos puede conectarse cualquier persona con un dispositivo inalámbrico que se encuentre dentro de las áreas de cobertura.

Haz copias de seguridad programadas

Para facilitar este servicio, los establecimientos donde se despliegan minimizan los requisitos de acceso y seguridad, para evitar así problemas de compatibilidad, por ejemplo. Generalmente, suelen inhabilitar gran parte de las funcionalidades de seguridad en la configuración de los puntos de acceso y, en consecuencia, los mensajes de texto privados, confidenciales y personales se transmiten sin protección, lo que facilita a los hackers el acceso a los mismos.

Los ciberdelincuentes, cuentan, como señala Norton, con todo tipo de herramientas para lograr sus objetivos, como programas de captura que les permiten ver las contraseñas y los números de tarjetas de crédito o sistemas para decodificar comunicaciones inalámbricas.

Ante tal situación, Norton recomienda, entre otras medidas, limitar el correo electrónico y la mensajería instantánea a comunicaciones no comprometedoras, evitando enviar información confidencial y no realizar nunca transacciones bancarias o compras online desde un punto de acceso inalámbrico público.

Loading...