EE UU espía a los usuarios de Google, Facebook o Apple

Una filtración periodística asegura que el Gobierno de Barack Obama tiene acceso a información privada de los usuarios de las grandes compañías de Internet a través de sus servidores

facebook virus

7 junio 2013

Una filtración periodística asegura que el Gobierno de Barack Obama tiene acceso a información privada de los usuarios de las grandes compañías de Internet a través de sus servidores

Dos días después de la polémica información que reveló que la Agencia de Seguridad Nacional de los Estados Unidos había conseguido una orden judicial para registrar números, localización y duración de las llamadas de la operadora Verizon, lo que supone un seguimiento indiscriminado a millones de ciudadanos, se ha conocido que compañías como Microsoft, Google, Facebook o Apple permitían al Gobierno de Obama el acceso a sus servidores para vigilar a sus usuarios.

La filtración de una presentación en PowerPoint de la Agencia de Seguridad a los diarios The Washington Post y al británico The Guardian probaría la vigilancia del Gobierno de los Estados Unidos a información privada de los usuarios de las grandes compañías de Internet, un control que incluiría correos electrónicos, fotografías, transferencias de archivos o conversaciones a través de los chats.

Por si fuera poco, la información filtrada sugiere que las compañías espiadas eran conscientes y permitían el acceso a sus servidores, extremo que las empresas han negado rotundamente, de hecho, Facebook, Microsoft y Apple han emitido un comunicado desmarcándose de esta afirmación y asegurando que el Gobierno necesitaría una orden judicial para acceder a alguna información de sus clientes.

Según los diarios, las empresas vigiladas por la Agencia de Seguridad son Microsoft (y Skype), Yahoo, Google (y YouTube), Facebook, Apple, AOL y PalTalk (una compañía que tuvo protagonismo durante la Primavera Árabe) y el programa secreto de control fue bautizado como PRISM. Al igual que sucede con la polémica que rodea al control de Verizon, la Administración Obama ha defendido el valor indiscutible de la información obtenida a través de estos métodos, claves para proteger la nación de cualquier amenaza.

En este sentido, el Gobierno asegura que los seguimientos son legales, en ningún caso pusieron en peligro la privacidad de los ciudadanos estadounidenses y contaba con la aprobación del Congreso. De hecho, insisten en que la obtención de datos se realizó conforme a los procedimientos del Tribunal de Supervisión de Inteligencia Extranjera, que limita el seguimiento a ciudadanos no estadounidenses fuera de las fronteras americanas y minimiza cualquier difusión si accidentalmente se recaba información de un norteamericano.

A diferencia de lo que sucede con los datos obtenidos de Verizon, que no permite conocer el contenido de las llamadas, el programa secreto PRISM resulta más inquietante ya que contempla el acceso total a las conversaciones, correos, fotos o archivos.

 

Loading...
'); doc.close(); });