Estados Unidos no está preparado para el Apagón Analógico

Según el nuevo estudio de la firma de investigación de mercado, Nielsen Media Research, casi 20 millones de hogares en Estados Unidos necesitarán un receptor digital cuando el Gobierno desactive las emisiones analógicas tradicionales

Estados Unidos no está preparado para el Apagón Analógico

3 marzo 2008

Por regiones parece que los mejor preparados con los neoyorkinos, con el 97 por ciento de los hogares utilizando algún tipo de receptor de TDT. Portland (Oregón) está a la cola con sólo un 22 por ciento de las casas teniendo como principal sistema de recepción la antena analógica tradicional. Otros que no parecen puntuar demasiado son Alburquerque, Houston, Miniápolis, St. Louis o Los Ángeles.

 

Y en España, como en el resto de Europa, la televisión de toda la vida también tiene los días contados. En 2009 se iniciarán las primeras fases de apagón, haciendo que la televisión analógica vaya desapareciendo progresivamente en todas las comunidades autónomas. La fecha definitiva del apagón tecnológico es el 3 de abril de 2010. Existen, no obstante, algunos pioneros como Luxemburgo o Finlandia, que ya reciben todas sus emisiones a través de la nueva tecnología digital.

Lamentablemente, no parece que en España las cifras sean mucho mejores que en Estados Unidos. Según datos de Impulsa TDT (Asociación para la Implantación y Desarrollo de la Televisión Digital Terrestre) son 620.000 los edificios que a día de hoy se han adaptado para recibir la TDT, de una base de 1,2 millones. Lo que no quiere decir prácticamente nada, ya que cada una de las casas de esas comunidades tendrán que tener su propio receptor, uno por cada televisión que haya en la casa, uno por cada vídeo o DVD grabador, si es que quieren grabar un programa y ver otro.  

 

Las previsiones no es que sean muy halagüeñas: la penetración de la TDT estimada por Sofres a cierre de enero 2008 alcanza al 28 por ciento de los hogares, bastante bajo teniendo en cuenta que durante el año 2009 se irán produciendo apagados analógicos territoriales que afectarán hasta a un tercio de la población. Así, el 30 de junio de 2009 aproximadamente el 11,6 por ciento de los españoles vivirán su particular "apagón analógico", y el 31 de diciembre de 2009 el cese de emisiones analógicas afectará a otro 19,8 por ciento de la población.