''Estamos habituados a pagar más por las comunicaciones''

Un estudio de la UIT pone de manifiesto que España es uno de los países más cartos en telecomunicaciones. Hablamos con DoctorSIM, un comparador de tarifas, sobre los precios de las comunicaciones

Juan Ignacio Cabrera

11 enero 2013

El estudio anual de la UIT (Unión Internacional de Telecomunicaciones, agencia dependiente de la ONU), que mide las variables del sector tecnológico en más de 160 países sitúa a España en el puesto 43 del mundo por precio relativo de las comunicaciones (teléfono fijo, móvil y Internet fija) en 2012. Hablamos con Jorge Junquera, de DoctorSim, sobre estos datos.

«El problema de los precios tiene su raíz en un hecho coyuntural. El usuario de telecomunicaciones está resignado desde hace muchos años a tener los servicios más caros, menos transparentes y más confusos de Europa. Es un mal aceptado. La factura de móvil es uno de los documento más repudiado por el consumidor español. Un gran porcentaje lo mira indefenso frente a una especie de impuesto no comprendido.

Por mucho que en los últimos años operadores como Yoigo y los OMV hayan agitado el mercado con bajadas de precio, el efecto de la marca (branding) de estos operadores dominantes sigue teniendo tal fuerza, que a la hora de decantarse por un cambio, lo hacen solo cambiando de color.

Los precios bajan un ápice más debido a la aparición de los propios OMV y a la caída de la facturación e inversión de los operadores tradicionales que al propio interés de estos últimos. Los resultados positivos de estos operadores en los diferentes análisis de portabilidades y líneas contratadas hacen pensar que los niveles de precios tenderán a la baja. No en vano, los OMV son los operadores que más crecen, junto con Orange y Yoigo.

En cualquier caso, la situación económica hace pensar que los precios también se seguirán adecuando al panorama.

El acceso a Internet, tanto por ADSL como por móvil es uno de los parámetros que resultan en positivo, en detrimento del parámetro tradicional de la voz. En DoctorSIM creemos que también se experimentan cambios debido a la demanda de los usuarios, pero está aún lejos igualarse al resto de países punteros de la Unión Europea.»

Los informes que publica todos los años la UIT marcan una correspondencia clara entre desarrollo económico de un país y grado de acceso a las comunicaciones. Con unos costes de las comunicaciones como el que reflejan los estudios, se infiere que España sigue alejada de los países económicamente punteros. ¿Por qué seguimos, después de tantos años y "liberalizaciones", en este punto? ¿Qué es lo que ha fallado en este tiempo?

En países como Noruega o Reino Unido existen entidades independientes encargadas de velar por un correcto nivel de calidad de los servicios prestados, ya sea este en cuando a la calidad de la red, de la atención al cliente, de acceso a servicios como el consumo y la factura electrónica.

En España, la inexistencia de una “policía de calidad” que asegure el funcionamiento con unos estándares mínimos hace que los operadores puedan invertir donde más les importa (captación de clientes y marca), y se desentiendan de innovar, mejorar servicios y tarifas para sus clientes actuales, ampliar y formar mejor a sus servicios de atención al cliente o renovar sus accesos online para que funcionen de manera estable.

La situación económica es clave en el desarrollo del sector de telecomunicaciones. La poca competencia real en cuanto a las redes físicas hacen que Movistar, Vodafone, Orange y Yoigo tengan el camino bastante allanado frente al resto de momento.

En octubre Telefónica se desmarcó del mercado con Fusión, que engloba en una misma oferta voz, datos, televisión e incluso móvil. La compañía promete descuentos sustanciosos (del 30 y 40%) con respecto a los costes actuales de esos servicios por separado. ¿En qué medida beneficia al cliente y puede limar el PVP de estos servicios?

Movistar baja precios al unificar su oferta con Fusión

Movistar baja precios al unificar su oferta con Fusión

El cambio de rumbo de Movistar con Fusión, no es solo una medida urgente para paliar su sangría de clientes, sino la realización de la necesidad de aprovechar la fuerza de su marca para ofrecer servicios desligados de la pura telefonía móvil. Servicios como Skype o WhatsApp, ajenos a las infraestructuras y suscripciones con el operador han conseguido hacer mella en la línea de ingresos.

La única manera de que los grandes operadores puedan defenderse en los próximos años ante gigantes como Apple, Google o Amazon, es utilizar la fuerza de sus marcas para ofrecer servicios que no estén exclusivamente ligados a un smartphone o contrato de voz, aunque ello suponga una pérdida inicial. Movistar Fusión es el primer paso dentro de una línea de servicios adicionales, complementarios, que iremos viendo en los próximos años.

Las ofertas y opciones disponibles siempre benefician al cliente. El único problema son las condiciones del servicio, con cláusulas poco claras y permanencias desmedidas.España aún mantiene la idea de que se debe mantener a un cliente aunque no quiera serlo en vez de ofrecerle la calidad de servicio que haga que no se vaya independientemente de esas permanencias.

La posición de dominio de Movistar puede hacer que la competencia no sea posible y esta oferta ya ha recibido quejas por parte de otros operadores al considerar que no puede ser replicada de la misma manera en que la oferta este operador. Aunque la CMT ha dado el visto bueno y afirmado que la controlará de cerca, es muy cierto que muchos operadores solo podrían replicarla si alquilan la red a la propia Movistar.

¿Seguirán el resto de operadoras esta iniciativa de Telefónica?

Movistar le ha visto las orejas al lobo y ha reaccionado. Aquellos operadores que no consigan ofrecer servicios complementarios y adicionales a sus clientes, sufrirán mucho en los próximos cinco años. De un modo u otro, el resto de operadores se empezará a apoyar en servicios adicionales para potenciar su oferta. Muy pocas podrán hacerlo y, de momento solo operadores como Vodafone u ONO han sido capaces. Vodafone, de hecho, era uno de los que se quejaron e incluso llegó a lanzar una oferta que decía ser temporal.

Por lo que parece, el subsidio de móviles es una costrumbre muy española. ¿Distorsiona mucho el mercado y la percepción de los costes que tienen los usuarios y la sociedad?

La tentación de tener el último modelo de teléfono móvil hace que los operadores pongan a trabajar a sus creativos publicitarios en busca del mensaje perfecto. El objetivo es atraer a los potenciales clientes con la palabra «gratis» asociada al móvil pero con una tarifa con compromiso de permanencia asociado y un pago mensual que en la mayoría de los casos no se ajusta al consumo del cliente.

Estos compromisos de permanencia tienen ya una media de 24 meses y hacen que al verse finalizado el pago del móvil se haya satisfecho de forma exponencial tras el pago mensual obligatorio. Las portabilidades son también el arma que utilizan los operadores para atraer la atención de los clientes, que ven cómo un modelo de móvil «deseable» se anuncia como gratuito. La mayoría de las portabilidades a Movistar, Orange y Vodafone se hacen porque los clientes se sienten atraídos por estas ofertas.

Según un reciente estudio de DoctorSIM, estos clientes pagan una media de 261 euros de más durante su primer año de permanencia debido a estas estrategias de captación.

Vodafone vuelve a subvencionar móviles para ganar clientes

Vodafone vuelve a subvencionar móviles para ganar clientes

La Unión Europea ha limitado las tarifas de roaming e irán bajando con el paso de tiempo, según un calendario prestablecido, pero hacer una llamada con nuestro móvil cuando estamos en otro país todavía tendrá, según la OCU, un coste máximo de 29 céntimos/minuto durante este año.¿No resulta desmedido?

Qué duda cabe. De momento este tipo de servicios son prohibitivos. A pesar de ello, siempre existe la posibilidad de escoger operadores locales si el móvil con el que nos desplazamos está liberado. Es una opción fantástica para poder elegir cualquiera según las necesidades que tengamos y ahorrar un buen dinero. DoctorSIM ha puesto en marcha un servicio profesional de liberación de móviles que trata de romper los esquemas de los elevados precios del roaming.

Además, la creciente movilidad de los usuarios, la presión de la Comisión Europea, la llegada y expansión de las llamadas de voz sobre IP (voIP) o la presencia de OMV con acuerdos con operadores de los países de finalización de llamada harán que esto cambie.