Fedora 13, una apuesta elegante por el software libre

Esta nueva edición de Fedora viene con muchas novedades. La que se puede considerar como una de las soluciones profesionales que defiende con más ímpetu el uso de software libre ha realizado un gran esfuerzo por mejorar algunos aspectos de la distribución

Daniel Navarro Martínez

6 octubre 2010

Por ejemplo, el primer cambio que encontramos en Goddard viene de la mano de Anaconda, el instalador de Fedora. Uno de los mayores handicaps con los que se encontraban los usuarios era la dificultad a la hora de gestionar las particiones. En esta edición, se ha simplificado bastante esta tarea, lo que hace más fácil el proceso de instalación sin miedo a borrar algún dato.

Un primer vistazo al entorno nos permite disfrutar de un elegante tema de escritorio y, en líneas generales, de una buena integración con Gnome. El explorador de archivos, Nautilus, pasa a funcionar en modo navegación por defecto, por lo que ya no se abrirán varias ventanas cada vez que queramos acceder a una subcarpeta.

fedora_anaconda

Más universal

Una mejora destacable es que, a partir de esta versión, Fedora cuenta con un instalador de impresoras capaz de reconocer un modelo y dejarlo instalado de forma automática. Lo único que se precisa es conectarlo a un puerto USB. El uso de drivers libres se ve reforzado con el apoyo al proyecto Nouveau para tarjetas gráficas NVIDIA, que se añaden a la lista de soluciones de ATI e Intel, ya soportadas con capacidades 3D. No obstante, siempre nos será posible instalar drivers propietarios si así lo necesitamos.

En el apartado de productividad, Shotwell se convierte en el organizador de fotos por defecto, desplazando a F-Spot y Gthumb, y cuenta con algunas funcionalidades como la publicación de instantáneas en sistemas como Facebook, Picasa o la edición básica de imágenes. Se ha ampliado el número de dispositivos reconocidos por Rhythmbox, que a partir de ahora será capaz de reconocer y gestionar la música de nuestros iPods e iPhones.

También contaremos con Simple Scan, una utilidad que nos permitirá escanear fotos fácilmente. Se ha añadido la herramienta Perfiles de color, de gran utilidad para fotógrafos o profesionales similares a la hora de gestionar las distintas gamas cromáticas, pero, como veréis en el recuadro, merece especial mención la herramienta Déjà Dup, para realizar copias de seguridad, incluida en esta edición. Para los aficionados al microblogging, Fedora nos presenta Pino, un cliente de escritorio con el que estar conectado a redes como Identi.ca o Twitter, y gestionar varias cuentas.

fedora_dejadup

Copias de seguridad con Déjà Dup

Una de las incorporaciones más destacables de esta edición es el software de copias de seguridad Déjà Dup. Con él, podremos realizar backups de nuestros datos más importantes, pudiendo elegir tanto un destino local como uno remoto, ya sea un servidor FTP o un servicio como Amazon S3.

Entre otras funcionalidades, destacamos la posibilidad de programar las copias, que de esta forma se realizarán cada cierto tiempo de forma automática, o la posibilidad de proteger los bakups mediante contraseña.

Pruebas

Dificultad instalaciónFácil
Reconocimiento de hardwareMuy bien
Resolución de dependenciasExcelente
Actualización entre versionesMuy bien
Panel de controlExcelente
Ayuda off-line / on-lineMuy bien
Integración en redes WindowsMuy bien
Estabilidad y fiabilidadExcelente
InnovaciónExcelente
RendimientoMuy bien
Comportamiento globalExcelente
Novedad destacableDéjà Dup
Adecuado para el hogar (nota máxima: 10)8.72
Adecuado como workstation (nota máxima: 10)8.75
Adecuado como servidor (nota máxima: 10)8.64
Temas Relacionados