Firefox y Chrome añaden opciones de bloqueo de seguimiento

Los usuarios podrán decidir si quieren que sus datos de navegación sean recopilados por terceras compañías o prefieren impedir que los recaben de manera automática

26 enero 2011

Mozilla y Google han incluido sendas opciones de bloqueo de seguimiento en sus respectivos navegadores para evitar que los sitios web recopilen datos sobre las costumbres de navegación de los usuarios sin su consentimiento.

La función de bloqueo de seguimiento de Firefox puede activarse en las opciones del navegador. Una vez habilitada, informará a las web y anunciantes con una alerta de que el usuario no permite que se recojan sus datos de navegación. Esto se consigue a través de una cabecera HTTP que indica a las webs la preferencia del usuario en cada clic o página que vea. De esta manera, las publicidades que se muestren a los usuarios que bloqueen el seguimiento serán de tipo genérico, ya que no podrán utilizar los datos de ubicación del navegador para seleccionar los anuncios a mostrar.

Chrome

Por su parte, el navegador Google Chrome permite realizar el bloqueo de seguimiento a través de un plug-in denominado «Keep My Opt-Outs» cuyo funcionamiento es distinto a la opción de Firefox. En este caso es el usuario el que debe decidir en cada momento a qué compañías da permiso para que monitoricen sus datos, y el plug-in se encarga de habilitar el bloqueo en cada uno de ellos.

Las opciones de bloqueo de estos navegadores vienen a sumarse a la característica Tracking Protection de Microsoft Internet Explorer, aunque en este caso se requiere que sea el usuario el que gestione el listado de sitios a bloquear.