ATI FireGL V7350

Gran resultado para una tarjeta muy recomendable en cálculos exigentes. Este modelo nace con la vocación de competir directamente con la FX 4500 de NVIDIA, también incluida en esta comparativa

4 abril 2007

Los resultados obtenidos con ambas han sido muy parejos, aunque con una ligera ventaja para la que tratamos en estas líneas. Esta tarjeta se encuentra gobernada por el núcleo R520, el mismo utilizado para las X1800 de consumo. Tal vez la utilización del siguiente en el escalafón, el R580, hubiera significado un aumento interesante en el rendimiento final.
Sin embargo, la gran diferencia entre esta propuesta y el resto radica en el tamaño de la memoria de gráficos, que suma la increíble cifra de 1 Gbyte (la primera en pasar por nuestro Laboratorio con esta cantidad). Y ¿para qué tanto?, os preguntaréis. La verdad es que no todas las aplicaciones aprovecharán el 100%, pero la carga de texturas de una escena compleja sí puede llegar a esa cifra.

 

Es, en este caso, cuando el rendimiento general de la FireGL V7350 se distancia del resto, puesto que las demás requerirán el uso de parte de la memoria del sistema y este detalle se traduce en una pérdida de velocidad en los cálculos. Finalmente, el precio puede parecer elevado, pero será una compra bien hecha si el usuario necesita llevar a cabo procesos complejos en desarrollos 3D o CAD.