Flappy Bird, del éxito a la desaparición

11 febrero 2014

Pocos videojuegos en el mundo se convierten en clásicos en muy poco tiempo. Flappy Bird es uno de ellos. Pero tal ha sido su éxito, que su propio creador no ha sido capaz de soportarlo y ha retirado el juego de las diversas tiendas de apps.

Cuando un desarrollador comienza a lanzar aplicaciones o videojuegos para un sistema operativo lo más normal es que espere que estos lleguen a tener éxito y que puedan ganar dinero, bien sea vendiendo las propias aplicaciones o por medio de la publicidad que tengan incluida en la app. Sin embargo, no ha sido el caso de Dong Nguyen, quien se ha encontrado con un videojuego con un éxito inaudito sin esperarlo en ningún momento. Flappy Bird ha dado la vuelta al mundo con un concepto que no es nada novedoso. Básicamente, está inspirado en Mario Bros, pero es mucho más básico que el juego del popular fontanero. Controlamos a un pájaro que tiene a ir hacia el suelo y que sólo podemos controlarlo cuando pulsamos en pantalla, haciendo que aletee con cada una de las pulsaciones. Nos vamos encontrando con tuberías que sólo nos permiten atravesarlas por un lugar. Nuestra tarea es tener que superar la mayor cantidad de tuberías, suponiendo cada uno de estos un punto.

Era básico, pero nadie se esperaba que fuera a llegar a alcanzar más de 10 millones de descargas tan solo en Android. Se estima que en un solo día consiguió 50.000 dólares en publicidad. Un éxito totalmente inesperado, pero que se acabó convirtiendo en un completo suplicio para su desarrollador, que afirmó que lo único que quería era estar tranquilo.

Él mismo ha dicho que su vida ha sido arruinada por este juego y que lo odia. Y es que, ha dado la vuelta al mundo, ha sido objeto incluso de vídeos graciosos en los que se simulaba tratar de enseñar cómo ganar, y finalmente se destrozaba el móvil. Ha sido alabado por muchísimos usuarios y medios, aunque también ha sido tachado de juego inútil, juego sin calidad.

Su estética de 8 bits, junto a su simplicidad, y el hecho de que fuera complicado alcanzar las primeras tuberías, han sido una combinación maestra y totalmente espontánea que ha resultado en un éxito increíble. Eso sí, mucho más gris ha sido que su propio autor se haya encontrado tan mal con la repercusión de su juego.

El mismo, por cierto, ha afirmado que continuará desarrollando vídeojuegos y que espera que tengan una parte del éxito de Flappy Bird, aunque obviamente no tanto como este.

 

Temas Relacionados
Loading...