Una fuerte polémica rodea la aprobación del dominio .xxx

Siete años después, la Corporación de Internet para la Asignación de Nombres y Números (ICANN) aprobó la creación del registro «.xxx» para las páginas webs de contenido pornográfico

dominio xxx

21 marzo 2011

Siete años después, la Corporación de Internet para la Asignación de Nombres y Números (ICANN) aprobó la creación del registro «.xxx» para las páginas webs de contenido pornográfico.

Según informa The Washington Post, la decisión viene acompañada de una fuerte polémica, ya que existe una clara oposición desde todos los frentes, tanto de instituciones oficiales y religiosas como de la propia industria pornográfica. Según la empresa que inició los trámites, ICM Registry, la creación de un dominio «.xxx» limitaría los fraudes y la difusión de virus, facilitaría el bloqueo para menores y sería útil para luchar contra la pornografía infantil.

Sin embargo, distintas Administraciones y organismos religiosos no ven con buenos ojos aglutinar toda la industria del entretenimiento para adultos bajo un solo dominio, ya que podría aumentar su tráfico porque sería muy sencillo localizarlas.

Dejando a un lado esta previsible postura, puede sorprender más la reacción negativa de buena parte de la industria del sexo. Aseguran que bajo este modelo sería muy fácil bloquear su acceso desde cualquier gobierno, aumentaría los costes al tener que pagar para trasladar el dominio y generaría diversos problemas más.

De todas maneras, no se trata de un anuncio definitivo, en primer lugar tiene que contar con el visto bueno de la Administración Nacional de Telecomunicaciones e Información norteamericana, después cualquier posible veto por parte de la administración Obama, y finalmente, el rechazo de las compañías dedicadas al mundo pornográfico porque en ningún caso la creación del dominio «.xxx» supone la obligación de suscribirse a él.

Temas Relacionados