El futuro es el streaming

Dentro de poco, acumular música dejará de tener sentido. La accesibilidad plena a millones de canciones a través de Internet ha desencadenado un fenómeno de acumulación de canciones sin precedentes por parte de los usuarios

El futuro es el streaming

10 enero 2009

LA OPINIÓN DEL EXPERTO

En efecto, después de muchos años pagando por la música, y con la plena convicción de que el precio era caro, han sido muchos los que han desarrollado un cierto “síndrome de Diógenes” musical que les ha conducido a saturar sus equipos de repertorio que no conocen, no les interesa y ni siquiera saben que tienen, porque está desordenado en medio de un gigantesco y caótico almacén digital particular.


 

Las soluciones de streaming permiten un acercamiento mucho más racional al mundo de la música grabada. Uno no tiene que molestarse en encontrar, descargar y, si tiene ganas, etiquetar y clasificar la música, porque todo esto ya lo hacen servicios de radio en la Web.

 

Tanto las novedades del mercado como los fondos de catálogo están disponibles 24 horas al día, 7 días a la semana, y a sólo un clic de distancia.

 

Naturalmente, habrá determinados discos o canciones que sean más relevantes para cada usuario, y respecto de los cuales quiera alcanzar un mayor grado de “posesión”, lo cual puede implicar una descarga o incluso la compra de un soporte físico (si existiera), pero como criterio general, el streaming se va a convertir progresivamente en un gran vehículo para que la música llegue al usuario.


 

La portabilidad, algo que a día de hoy supone un cierto handicap, sobre todo entre los segmentos más jóvenes del mercado, es también un aspecto que tenderá a resolverse a medida que las soluciones WiMax se vayan imponiendo.

 

No queda mucho hasta que el acceso a Internet sea ubicuo y de calidad. Incluso se podrá disfrutar de este servicio en el automóvil, uno de los lugares de escucha de música más generalizados.

 

Cuando esto sea una realidad, sólo los servicios de calidad que tengan buenas bases de datos, amplias y bien ordenadas, serán capaces de competir.

 

Por Kiko Fuentes, director de contenidos de www.yes.fm