3D sin gafas con el último portátil de Toshiba

A finales de julio saldrá a la venta en España por 1.699 euros el Qosmio F750 3D, el primer portátil que permite disfrutar de imágenes en 3D sin necesidad de gafas

Toshiba Qosmio F750 3D

7 julio 2011

A finales de julio, Toshiba pondrá a la venta en España por 1.699 euros el Qosmio F750 3D, el primer portátil que permite disfrutar de imágenes en 3D sin necesidad de gafas.

Tras 25 años del lanzamiento del primer portátil de la firma y 100 millones de equipos vendidos, Toshiba ha presentado en Madrid su nuevo buque insignia: el Qosmio F750 3D. Como pudimos comprobar en una «demo», este ordenador cuenta con tecnología Parallax y una cámara web de alta definición que rastrea el rostro y está continuamente detectando la posición de la cara del usuario, evitando así puntos ciegos y facilitando una correcta visualización. Para ello, hay que sentarse entre 40 y 100 cm de la pantalla y mantener un ángulo de 20º. Si variamos esta posición, el portátil desactiva el 3D y las imágenes aparecen en 2D.

Toshiba Qosmio F750 3D detalle 2

Otra novedad que incorpora es que es capaz de mostrar simultáneamente en su pantalla imágenes en 2D y en 3D, de modo que en una ventana se pueda consultar algo en Internet, mientras se sigue viendo una película en ese formato en otra. Esta prestación se completa con la capacidad de convertir imágenes 2D a 3D en tiempo real.

En cuanto a especificaciones, el Qosmio F750 3D cuenta con un procesador Intel Core i7 Quad-Core, 8 Gbytes de memoria DDR3, pantalla TruBrite Full HD de 15,6”, gráficos NVIDIA GeForce GT 540M con 2 Gbytes VRAM, sistema operativo Windows 7 Home Premium 64-bit, unidad Blu-ray reescribible, altavoces estéreo Harman Kardon, sintonizador de TV analógico y digital, 3 puertos USB 2.0, uno USB 3.0, HDMI, lector de multitarjetas, Bluetooth 3.0… Además, merece especial atención su disco duro, pues se trata de una unidad híbrida, mezcla de disco duro de estado sólido de 4 Gbytes y óptico de 500 Gbytes.

Toshiba Qosmio F750 3D detalle

Las aplicaciones de este equipo van más allá del ocio (películas y juegos), siendo muy útiles también para arquitectos, diseñadores, científicos, ingenieros y profesionales de la medicina.

La presentación de este equipo contó con la asistencia de Alan Thompson, presidente de Toshiba en Europa, que está recorriendo los países del sur de Europa, los más afectados por la crisis, para respaldar la labor de sus directivos. Thompson comentó que, al margen de este portátil, Toshiba está trabajando en el desarrollo de televisores «libres de gafas».

De hecho, adelantó que en el próximo IFA se verán varios modelos y de más pulgadas que los presentados hasta ahora. Además, están trabajando en tecnologías que permitan a los receptores reconocer a las personas y así ofrecerles aquellos contenidos que se adecuen a sus gustos.