Garmin presenta sus nuevos GPS para ciclistas

Completa cartografía, indicaciones de navegación “giro a giro” y seguimiento detallado de la información referida a los parámetros de pendiente, altitud, distancia, tiempo y velocidad son sus características más loables

Garmin presenta sus nuevos GPS para ciclistas

28 febrero 2008

Ciclistas aficionados y profesionales ya pueden adquirir los nuevos GPS presentados por Garmin. En concreto, el conocido fabricante de dispositivos y soluciones de navegación desvela tres nuevos modelos pertenecientes a la familia Edge: 605 (399 euros), 705 HR (499 euros) y 705 PACK (549 euros). Con un peso de sólo 104 gramos y unas dimensiones de 5,1 x 10,9 x 2,5 centímetros, incorporan una pantalla TFT de 2.2 pulgadas a color con una resolución de 176 x 220 ppp y una autonomía de 15 horas.

 

La diferencia más importante que existe entre la serie 605 y 705 es que esta última incorpora un monitor de ritmo cardíaco. Esto significa que el equipo está dotado de ANT+Sport, una tecnología inalámbrica que elimina cualquier tipo de interferencia externa proporcionando, en tiempo real y de forma precisa, los datos del ritmo cardiaco de la persona. Además como esta información se puede guardar, el usuario puede ir comparando esta información cada vez que utilice el producto. En el caso del modelo Pack hay que sumar, a todo lo anterior, la incorporación de un sensor de cadencia de pedaleo que permite efectuar un análisis más exhaustivo de cada carrera. 

 

Otra característica común a los modelos 705 es que ambos pueden ajustarse al sistema de medición “parámetros de entrenamiento SRM”. Se trata de un sistema que permite que el ciclista supervise la posición del GPS y que, además, controle la información referida a la potencia, el ritmo cardíaco, la velocidad, la cadencia de pedaleo, la altitud y la pendiente desde la propia pantalla del dispositivo.

 

Asimismo, existe la posibilidad de memorizar todos estos datos para, posteriormente, descargarlos en el ordenador y analizarlos. Por su parte, y mientras que Edge 605 calcula la altitud mediante posicionamiento GPS el 705 lo hará a través de un altímetro barométrico. De esta forma, los usuarios que se decanten por alguno de los dos modelos de esta serie podrán combinar esta información con los datos referidos a su velocidad, ritmo cardíaco y cadencia para un posterior análisis de la carrera.

 

Personaliza tu GPS

Las diversas prestaciones que ofrecen estos modelos permiten que el usuario personalice su dispositivo como más le guste. Así, es posible diseñar diferentes entrenamientos en función de varios objetivos como, por ejemplo, el tiempo; la distancia o las calorías. Otra posibilidad es la que se refiere a comparar los entrenamientos propios con los de un “entrenador virtual”.

 

Esto nos va a permitir marcar la velocidad deseada para, posteriormente, compararla con la velocidad real del ciclista de manera que cada vez que éste se encuentre por encima o por debajo de los umbrales preestablecidos pueda ser avisado. En otro frente, el dispositivo está preparado para que el cronómetro pueda detenerse de forma automática en el caso de que detectase que el ritmo del usuario ha descendido a niveles inferiores de los umbrales marcados.

 

Por su parte, y en lo que respecta a las prestaciones GPS propiamente dichas, todos los modelos además de venir con mapas preinstalados incorporan una ranura para tarjetas microSD si el usuario desea ampliar la cartografía con una tarjeta City Navigation, exclusiva de los dispositivos de Garmin, o una cartografía topográfica. Finalmente, cabe mencionar la compatibilidad con Garmin Connect (http://connect.garmin.com/). Se trata de una comunidad on-line donde los ciclistas guardan y comparten sus rutas y actividades. Existe, además, la opción de mostrar todos estos datos en Google Earth.