Comparativa

Gestión de contenidos digitales

CyberLink se suma al tradicional frente a frente entre las soluciones de Nero y Roxio para gestionar contenidos multimedia

Pablo Montañés

Gestión de contenidos digitales: tres suites pelean el liderato

20 enero 2011

Hemos dejado atrás nuestro tradicional frente a frente entre las soluciones de Nero y Roxio para sumar otra alternativa con la que manejar eficazmente ficheros de imagen, vídeo y audio. Se trata de la propuesta de CyberLink.

Las soluciones que trataremos en este artículo han venido a cubrir durante los últimos años un hueco que muchos usuarios demandaban a gritos: la posibilidad de gestionar todos los ficheros multimedia, fuera cual fuese su formato, desde una aplicación unificada. Y esto es lo que nos ofrecen a día de hoy las soluciones de CyberLink, Nero y Roxio que forman parte de esta pequeña comparativa. Hasta ahora, solamente podían competir con claridad en este segmento las soluciones de las dos últimas, pero ahora podemos añadir CyberLink Media Suite 8 a la palestra, ya que cumple a la perfección con su cometido después de haber experimentado un importante avance en esta última edición.

En general, la idea que nos plantean estas nuevas generaciones de suites multimedia van más allá de la autoría, edición y grabación de ficheros de fotografías, vídeo y audio y pretenden ofrecer soluciones para gestionar todos los procesos que forman parte del ciclo de vida de los datos multimedia almacenados en nuestros PCs, como lo demuestra que todas ellas hayan incluido, por ejemplo, algún servicio o aplicación de copias de seguridad.

Imagen-9

Las grandes bazas

Las tres suites multimedia que confrontamos tienen varios puntos en común, pero uno de los más importantes es la aplicación de inicio, que permitirá acceder a todas y cada una de las aplicaciones y tareas disponibles con un solo clic. Es ideal para facilitar los movimientos de los usuarios, especialmente para aquellos que no tienen conocimientos en la materia. Por tanto, la esencia de este tipo de estas soluciones se refleja en estos centros de control.

Lo cierto es que cada vez es más frecuente la acumulación de ficheros multimedia, como vídeos caseros, películas, fotografías y música, y que, en un determinado momento, debido al acopio, no seamos capaces de localizarlos en nuestro equipo. Con estas suites multimedia el problema se resuelve, ya que están especializadas en su gestión, con unas bibliotecas de medios en las que, incluso, podemos calificar la calidad de los contenidos o realizar procesos por lotes.

Otras veces hemos sufrido la frustración de no poder reproducir un fichero determinado porque no estaba convertido con los códecs correctos o bien no estaban instalados en el sistema. También aquí se especializan las suites que nos ocupan y realizan la conversión de ficheros necesaria para que podamos disfrutar de los contenidos en reproductores de salón, discos duros multimedia, consolas, dispositivos móviles... Y, cómo no, también para ser compartidos con otros usuarios.

La importancia de poseer un reproductor que sea capaz de mostrar toda clase de formatos de vídeo y que sea una alternativa superior a la que ofrece Windows Media Player también es otro aspecto que hay que valorar en este tipo de soluciones. En definitiva, en esta comparativa, nos enfrentamos a unas propuestas todoterreno que integran un buen número de programas independientes que nos ayudarán a cubrir nuestra necesidades en el tratamiento de datos multimedia. Descubramos sus aportaciones.