Gigabyte GeForce 9800GX2, potencia extrema

Aunque hace unos meses evaluamos este ingenio, ahora lo hemos puesto a prueba a unas resoluciones mucho más elevadas de lo que lo hicimos entonces. Y la verdad es que este modelo con doble GPU G92 de NVIDIA no ha defraudado en absoluto

Eloy García Almadén

5 febrero 2009

Para empezar, la puntuación obtenida en 3DMark06 a una resolución de 1.920 x 1.080 alcanza la cifra de 12.566 siendo de lejos la que mayor rendimiento ha sido capaz de desempeñar (hay que tener en cuenta que el trabajo en paralelo de las dos GPUs que lo conforman es el responsable de estas puntuaciones tan abultadas).

Asimismo, las pruebas en 3DMark Vantage, mucho más exigente que la versión anterior y en la que se ha utilizado DirectX 10, se han saldado con 10.417 puntos, esta vez para una resolución un poco más estándar, de 1.280 x 1.024 píxeles. Y es necesario destacar el gran rendimiento ofrecido por una de las bestias negras de cualquier sistema gráfico actual: el exigente Crysis.

A pesar de no conseguir los 25 FPS medios deseables para jugar sin saltos, los 19 FPS de media no son nada despreciables teniendo en cuenta la gran resolución que se ha utilizado (1.920 x 1.080). La tarjeta incluye también una conexión para adjuntar el audio proporcionado por la placa base y obtener, así, una salida HDMI con vídeo y sonido conjuntos.

De otra parte, los 450 euros que cuesta la hacen únicamente recomendable para aquellas personas que deseen utilizar su equipo para jugar a títulos muy exigentes. Además, requiere dos conexiones adicionales para alimentarse adecuadamente, una de 6 pines y otra de 8, con lo cual nos obliga a disponer de una fuente de alimentación suficientemente potente. De igual forma, el enorme calor generado y los 280 vatios de potencia empleados son otros dos handicaps a la hora de adquirir este dispositivo.