Gigabyte GA-K8NXP-SLI

Una placa base rápida, dotada de todo lujo de detalles y con tecnología SLI.

19 abril 2005

No es la primera vez que el análisis de una solución de esta respetada firma taiwanesa nos pone en serios aprietos. ¿Cómo condensar en tan breve espacio todo aquello en lo que merece la pena incidir al diseccionar una placa base tan ambiciosa como la que nos ocupa? Y es que esta propuesta no sólo destaca por permitir la instalación de dos tarjetas gráficas PCI Express x16 compatibles con la tecnología SLI de NVIDIA; además incorpora un sistema de alimentación eléctrica muy depurado, una controladora WiFi de última generación, una BIOS de respaldo, doble controladora Serial ATA RAID, etc. En definitiva, una amplia variedad de aditamentos que incrementan notablemente su valor añadido, algo a tener muy en cuenta si consideramos lo mucho que se parecen entre sí las propuestas de otros fabricantes.

Por otra parte, su acabado mantiene el buen nivel habitual en los productos de este fabricante y su completa BIOS brinda a los aficionados al overclocking la posibilidad de hilar muy fino en lo que concierne a la configuración de su CPU. En este último ámbito debemos destacar la incorporación de un sistema de alimentación eléctrica en seis fases concebido para optimizar la estabilidad de la placa.

Para concluir sólo podemos ponerle una pequeña pega: que habiendo obtenido resultados estimables en SYSmark 2004 y PCMark04 Pro no haya destacado en las pruebas lúdicas (en Far Cry «sólo» ha alcanzado 37 fps a 1.024x768x32 con una única tarjeta gráfica Point of View GeForce 6600 GT).No es la primera vez que el análisis de una solución de esta respetada firma taiwanesa nos pone en serios aprietos. ¿Cómo condensar en tan breve espacio todo aquello en lo que merece la pena incidir al diseccionar una placa base tan ambiciosa como la que nos ocupa? Y es que esta propuesta no sólo destaca por permitir la instalación de dos tarjetas gráficas PCI Express x16 compatibles con la tecnología SLI de NVIDIA; además incorpora un sistema de alimentación eléctrica muy depurado, una controladora WiFi de última generación, una BIOS de respaldo, doble controladora Serial ATA RAID, etc. En definitiva, una amplia variedad de aditamentos que incrementan notablemente su valor añadido, algo a tener muy en cuenta si consideramos lo mucho que se parecen entre sí las propuestas de otros fabricantes.

Por otra parte, su acabado mantiene el buen nivel habitual en los productos de este fabricante y su completa BIOS brinda a los aficionados al overclocking la posibilidad de hilar muy fino en lo que concierne a la configuración de su CPU. En este último ámbito debemos destacar la incorporación de un sistema de alimentación eléctrica en seis fases concebido para optimizar la estabilidad de la placa.

Para concluir sólo podemos ponerle una pequeña pega: que habiendo obtenido resultados estimables en SYSmark 2004 y PCMark04 Pro no haya destacado en las pruebas lúdicas (en Far Cry «sólo» ha alcanzado 37 fps a 1.024x768x32 con una única tarjeta gráfica Point of View GeForce 6600 GT).