Glide OS 3.0

Si bien prácticamente todos los entornos de escritorio virtuales permiten la personalización con colores e imágenes de fondo, Glide dispone además de temas de escritorio realmente completos. A su cuidado aspecto y su estabilidad, hay que añadir un cliente de correo notable

Sergi Puertas

21 septiembre 2012

Al darnos de alta, se crea automáticamente una cuenta con el formato [email protected], mientras que podremos configurar tantas como deseemos y es compatible con Hotmail, Gmail, Yahoo! Mail o AOL. Además, permite crear firmas e importar nuestros libros de direcciones desde documentos de texto previamente subidos al servidor o desde las propias cuentas externas.

A diferencia de lo que sucede en la mayor parte de escritorios web, cada aplicación de Glide se abre en una nueva ventana del explorador que conserva intactas las barras de herramientas, lo cual resulta francamente práctico, pues permite emplear los botones de siguiente y anterior para navegar por las opciones. Sobresalen también sus prestaciones multimedia, ya que admite más formatos de vídeo y audio que sus competidores, además de incluir el programa Photo Edit, para editar imágenes.

Como otros sistemas, posee su propia aplicación, Glide One Sync App, para sincronizar información residente en un disco local, soportando Windows, Linux, Macintosh y Solaris. Su punto flaco llega con sus capacidades ofimáticas. Integra un procesador de texto y una utilidad para crear presentaciones, pero no tiene hoja de cálculo. Por otro, si bien los documentos de Word se visualizan correctamente, son convertidos automáticamente a HTML para su edición, lo cual puede dar lugar a pérdidas de formato. Señalar, por último, que existe una cuenta Premium más completa.

Loading...