Gmail, el más popular de todos

A pesar de su vertiginosa interfaz y de sus buenas características, su forma de trabajar no convence a todo el mundo por igual, y existen tanto defensores como detractores de este popular cliente de correo electrónico

Javier Pastor

27 diciembre 2008

Google revolucionó el sector de los clientes de correo web con este desarrollo, que fue el primero en ofrecer un «giga» de capacidad (algo impresionante para la época) y que ahora sigue apostando por los valores con los que nació, incrementando esa cifra progresivamente.

No se trata de un cliente tradicional y tanto la clasificación por etiquetas como la organización de mensajes en «conversaciones» es muy intuitiva una vez que te acostumbras a ella. Sin embargo, su interfaz AJAX tiene ciertos condicionantes, como no poder arrastrar y soltar elementos o tener que adjuntar ficheros uno por uno.

No obstante, Google ha comenzado a integrar características experimentales en el apartado Labs de la configuración, y algunas de ellas aportan mejoras muy importantes que podrían acabar integrándose de serie. Gmail es el cliente más rápido en el flujo de trabajo pero, si estás acostumbrado a Outlook, puede que su interfaz y forma de funcionamiento no te convenza a primera vista. Dale una oportunidad y puede que entiendas por qué este cliente causa tanto furor.