El Gobierno del PP aprueba la Ley Sinde y fulmina el canon

El nuevo Ejecutivo de Mariano Rajoy ha aprobado el reglamento de la llamada Ley Sinde y ha eliminado el canon digital por copia privada para sustituirlo por un «sistema de compensación»

sinde

2 enero 2012

La vicepresidenta del Gobierno Soraya Sáenz de Santamaría anunció en rueda de prensa que el nuevo Ejecutivo de Mariano Rajoy ha aprobado el reglamento de la llamada «Ley Sinde», dos años después de su creación por parte del anterior Gobierno de Zapatero.

La necesidad de contar con una normativa antidescargas con presteza fue el principal argumento del anterior Ejecutivo del PSOE para diseñar, hace más de dos años, una Ley capaz de cerrar páginas web que sirvan de enlace para obtener contenidos protegidos por derechos de autor.

La reglamentación, conocida como «Ley Sinde» por el nombre de la anterior Ministra de Cultura, permite a una Comisión de Propiedad Intelectual valorar qué webs vulneran los derechos de autor y decidir si es necesario actuar cerrando la página en un plazo de diez días. Precisamente, la sección segunda de la norma es la que mayor polémica suscitó al no existir un claro control judicial.

Retocada tras su paso por el Senado, añadiendo la necesidad de una denuncia previa y un control judicial a la comisión, se aprobó en el Parlamento con los votos de PSOE, PP y CiU. Sin embargo, ha sido tras el segundo Consejo de Ministros del nuevo Gobierno de Rajoy cuando se ha dado luz verde a la polémica norma.

Durante su intervención, Sáenz de Santamaría aseguró que su intención es «proteger los derechos de propiedad intelectual frente al expolio» y que «solo se actuará con protección judicial contra los que hacen negocio de la piratería». Para la vicepresidenta, nuestra norma se encuadra en el «estándar internacional de la lucha contra la piratería».

La aprobación por parte del Gobierno «popular» de la normativa se ha realizado sin apenas cambios con la Ley original, sin embargo se incluye la eliminación del canon digital, que será sustituido por otro «sistema de compensación» en palabras de la vicepresidenta.

Las reacciones no se han hecho esperar, la ex ministra de Cultura, Ángeles González-Sinde, defiende la normativa definiéndola como «una buena solución para perseguir a las numerosas páginas que se lucran y no al usuario». Por su parte, activistas en Internet tachan a la nueva Ley de «instrumento legal que abre la puerta a la censura en la Red».

Además, las protestas han surgido en las principales redes sociales, por ejemplo en Twitter, a través del hashtag #NoLesCompres se pide un boicot a todos aquellos escritores, músicos, directores o actores que apoyaron la creación de la Ley Sinde.

 

Temas Relacionados
Loading...