Google adquiere la empresa DeepMind para mejorar Google Now

27 enero 2014

Que Google adquiera una compañía nueva no es nada sorprendente, pero que no deje de insistir en las compras de empresas dedicadas a la inteligencia artificial indica claramente que el futuro, al menos de los de Mountain View, está en los sistemas inteligentes.

No obstante, a diferencia de la compra de Boston Dynamics, más orientada a mejorar su departamento de creación de robots, la compra de DeepMind tendría como objetivo mejorar las funciones de Google Now, o incluso crear un nuevo sistema todavía más inteligente. Y es que, precisamente a eso se dedicaban en DeepMind, a la inteligencia artificial.

Fue fundada en el 2012, y en el transcurso del tiempo había estado en negociaciones con Facebook, que podría haberse interesado por los trabajos de la empresa en el mundo de las recomendaciones de compras basadas en los datos que se tenían de los usuarios, algo que podría haber tenido mucho futuro en la red social. No obstante, parece que las negociaciones no llegaron a buen puerto el año pasado, y ha sido Google este año 2014 la que ha adquirido la compañía por un precio estimado de entre 400 y 500 millones de dólares.

Todo podría indicar que el objetivo de los de Mountain View con la compra de esta compañía no es el de utilizar sus desarrollos para nuevos robots, como sí que parecía que ocurría en el caso de la compra de Boston Dynamics. En este caso, querrían utilizar el trabajo de DeepMind para tratar de saber lo que al usuario le interesa antes de que él mismo lo busque. En este sentido, estamos hablando del mismo concepto de Google Now, por lo que no sería nada raro que el futuro de DeepMind sea convertir Google Now en un sistema definitivo, uno que funcione de manera perfecta y que sea realmente útil, pues aunque ahora mismo funciona, no acaba de ser la gran innovación que prometía ser, al igual que ocurrió con Siri, de Apple.

En cualquier caso, el futuro de la tecnología, o prácticamente el presente, es la inteligencia artificial, en todos sus flancos, tanto en lo que se refiere a la robótica en sí misma, como a los propios sistemas operativos con los que trabajamos hoy en día. El convertir nuestros sistemas electrónicos en verdaderos asistentes que nos faciliten el trabajo haría que ya no fueran meras herramientas en nuestras manos, sino mucho más que eso.

De momento, eso sí, lo único que sabemos es que es una compañía más que ha pasado a formar parte de las filas de Google, y no veremos los resultados hasta dentro de un tiempo. No obstante, este mismo año podríamos ver un gran lanzamiento por parte de Google relacionado con la inteligencia artificial, bien sea una versión más avanzada de las Google Glass, o un Google Now definitivo.