Mirada experta

Google Android 4.0 Ice Cream Sandwich

Lo más nuevo de Google, su sistema operativo para dispositivos móviles, ya se encuentra disponible de la mano de Samsung gracias al último Nexus y que se sitúa en el punto de mira de los más impacientes

Manuel Arenas

Android 4.0 Ice Cream Sandwich

24 septiembre 2012

La nueva versión de Android se ha materializado en el Samsung Galaxy Nexus, el equipo de referencia elegido para el debut de la cuarta generación de la plataforma de Google, que servirá tanto para móviles como tabletas y que unifica el mundo Gingerbread (2.3) con el Honeycomb (3.x).

Esto quiere decir que, a partir de ahora, tanto las tabletas como los smartphones usarán la misma versión del sistema operativo, adaptada a las peculiaridades del hardware donde se instale. El resultado, tras semanas de espera, es un tanto descafeinado, sobre todo debido a la falta de personalización del Galaxy Nexus por parte de Samsung.

A pesar de ello, hay apartados innovadores dentro del mundo de la movilidad. Eso sí, no es seguro que todo lo que se implementa en el Nexus sea adoptado por otros fabricantes, ni que otros fabricantes no implementen funcionalidades adicionales, pero de momento esta es una referencia válida para acercarse a Ice Cream Sandwich.

Conclusiones

Android 4.0 es un paso adelante en la evolución del sistema operativo de Google y presenta un cambio importante: combinar en una única versión tanto la compatibilidad con móviles como con tabletas. La iteración probada en el Samsung Galaxy Nexus es un tanto parca en alegrías visuales o servicios más allá de los propios de Google, como el correo, docs o mapas, pero sirve para hacerse una idea de lo que nos espera de aquí a su implementación generalizada.

En todo caso, no te hagas ilusiones pues tampoco hay novedades tan extraordinarias que justifiquen una migración de un sistema que funcione a otro nuevo. Hasta que los fabricantes no migren sus plataformas de servicios a Ice Cream Sandwich es casi preferible no actualizar y seguir disfrutando de los servicios y aplicaciones que sí funcionan en Android Gingerbread. Por ejemplo, las aplicaciones Smart TV de Samsung aún no funcionan en el Galaxy Nexus.

Móvil o tableta

Android 4.0 Ice Cream Sandwich 1

Con Ice Cream Sandwich cuesta diferenciar el móvil de la tableta. Su interfaz se parece a la 3.x; y, por tamaño de pantalla y resolución, puede desempeñar funciones de tableta pero con las dimensiones de poco más que un móvil. La forma de trabajar con multitarea es muy similar a la que encontramos en un tablet.

De hecho, los botones de navegación dejan de ser físicos y se trasladan a la pantalla. Atrás, Inicio y Multitarea se dibujan en pantalla, lo que hace que la resolución efectiva en el Galaxy Nexus sea algo menor de la nominal de 1.280 x 720 píxeles, quedándose en 1.184 x 720.

Integración con los servicios de Google

Parece obvio, pero no por ello se puede ignorar que cada versión de Android aporta mejoras en la integración con los servicios de la propia Google. En la versión 4.0, Google+ forma parte ya de la identidad de los contactos, de modo que, si se trata de personas con perfil en esta red social, aparecerá como parte de su información de contacto.

Android 4.0 Ice Cream Sandwich 2

Por otro lado, las fotos pueden configurarse de modo que se carguen automáticamente en Google+, lo cual puede ser un tanto comprometedor si nos olvidamos de que esta opción está activada y hacemos fotos personales.

Los Favoritos de Internet también se sincronizan con el navegador en Android 4.0. Google Music forma parte de esta integración, de manera que la aplicación de música sincronizará los contenidos on-line con el terminal si se está dado de alta. De lo que no hay noticias aún es de la integración con Google Wallet para implementar sistemas de pago usando tecnologías como NFC.

Conexiones

Android 4.0 Ice Cream Sandwich 3

En el apartado de conectividad, Samsung Galaxy Nexus contempla algunas novedades como WiFi Direct para conectarse con otros dispositivos compatibles con esta tecnología. Se trata de usar WiFi como conexión punto a punto para compartir contenidos o archivos con otros móviles, impresoras, etcétera.

Además, está la compatibilidad con NFC, aunque de momento no está contemplada la aplicación Google Wallet. Eso sí, cuenta con Android Beam, de forma que, si se aproximan dos dispositivos con esta funcionalidad, se pueden iniciar automáticamente transferencias de archivos sin más que asegurar que están suficientemente próximos.