Google confía en las Google Glass, que llegarán al mercado

24 marzo 2015

Las dábamos ya por muertas debido a que la compañía parecía haber cancelado gran parte del trabajo dedicado al proyecto de las gafas inteligentes, pero en realidad el futuro de las Google Glass sigue tan claro como el cristal. Llegarán al mercado, aunque no tal y como las conocemos.

Google Glass

Vida, muerte y resurrección

Consideradas como uno de los productos más innovadores del mundo de la tecnología y uno de los más esperados por el gran público, era difícil encontrar a alguien que no guardara admiración a este nuevo dispositivo. Después de algunos años en los que las habíamos podido ver, primero en los empleados de Google, luego disponibles para algunos usuarios que las compraron por más de 1.000 euros, y finalmente para todos aquellos que las pudieran comprar en los países de habla inglesa, parecía claro que las gafas llegarían al mercado en el 2014. Pero nada más lejos de la realidad. La compañía cerró los centros dedicados a las Google Glass, los directivos dejaron de llevarlas, se cambió al responsable del proyecto, y se independizó la división. Se habló entonces de muerte para las Google Glass, se abrió el baúl que se les había reservado para que no salieran nunca más de él.

Aunque aún había algo que resultaba extraño. Google compró Nest, una prometedora compañía que había creado el termostato inteligente. La mente –y el CEO– de dicha compañía era Tony Fadell, que provenía de Apple, uno de los artífices del célebre iPod. Uno de los pocos directivos que pasaba de Apple a Google. Y a él se le encargaba responsabilizarse de las Google Glass una vez que todos consideraban que estaban muertas. ¿Cómo iba Google a desaprovechar ese talento?

Una nueva estrategia

El objetivo de la compañía nunca ha sido cancelar las gafas inteligentes. Eric Schmidt, el presidente ejecutivo de Google, ha tenido que salir el paso para decir que lo que ellos habían hecho con las Google Glass había sido convertido por la prensa “en la cancelación del proyecto”, y ha dejado claro que “eso no es verdad”. El objetivo real de Google es el de redefinir la estrategia de las Google Glass, y para eso no hay mejor responsable que una mente como Tony Fadell.

Las Google Glass llegarán al mercado

Además, Eric Schmidt se ha encargado de dejar muy claro que las Google Glass no son un producto dejado de lado, sino uno de los buques insignia de la compañía. De sus palabras también podemos deducir que llegarán al mercado, pues ha afirmado que se trabaja para que la próxima vez que veamos las Google Glass sean ya un producto para el usuario final, no un prototipo para programadores, o un producto para empresas, sino un dispositivo para los usuarios comunes y corrientes. Esa es la tarea que ahora tiene el equipo responsable de las Google Glass, tratar de darle a las gafas inteligentes una vida que de momento no sabemos ni si es posible. Con la tecnología que tenemos ahora mismo, ¿pueden las Google Glass llegar a ser imprescindibles para los usuarios o solo un complemento que nos da algo más de información? Muchos coinciden en que la espera será larga hasta volver a ver a las Google Glass. Sea como sea, al menos podemos tener la esperanza de que no fueron un simple espejismo, sino un adelanto de lo que está por llegar al mundo de la tecnología.

Loading...