Google reconoce haberse equivocado con las Google Glass

18 marzo 2015

Las Google Glass han sido uno de los productos tecnológicos más revolucionarios de los últimos tiempos. Prometía mucho, quizá demasiado. Ahora la compañía, o más bien uno de los responsables de las que fueron las Google Glass, reconoce que se equivocaron al dar tanta importancia a las gafas inteligentes, cuando todavía eran un prototipo.

Google Glass

Google se emocionó

Al menos, eso es lo que podemos pensar a raíz de las declaraciones de Astro Teller, quien parece culpar a la compañía en general, y no al trabajo que ellos realizaron, por el fracaso de las Google Glass. Y es que, cuando el mercado espera durante mucho tiempo el lanzamiento de un producto que parece que lo va a cambiar todo y finalmente Google decide dar marcha atrás en el proyecto y redefinir la estrategia del mismo, podemos hablar de fracaso.

¿Es que Google no pudo crear lo que prometían? ¿O es que prometieron lo que no podían crear? Más bien para ser esto último. Teller ha dado a entender que Google no se esmeró lo suficiente en dejar claro que las Google Glass, con su precio de 1.500 dólares, no eran más que un prototipo, y no un producto comercial, ni nada cercano a lo que sería un producto definitivo.

Incluso afirma que han permitido, “e incluso a veces alentado, que se centrara la atención en el proyecto”. Es decir, que la compañía ha dado una importancia a las Google Glass que después se les ha escapado de las manos. Los usuarios han esperado esa gran revolución que la compañía no ha sabido crear, o que incluso no se podía crear, y todo ha quedado en una gran desilusión.

Palabras de Google X

Aunque Astro Teller formó parte del equipo de Google X que se encarga de las Google Glass, está claro que estas gafas inteligentes tomaron una dimensión superior a la de una única división en la compañía. Cuando uno de los dos fundadores de la compañia utiliza públicamente este prototipo, ya está adquiriendo una dimensión mucho mayor. Una dimensión que se ve aún más acrecentada si en el evento más importante deGoogle unos especialistas saltan en avión y bajan en paracaídas, un biker salta de edificio en edificio con su bicicleta, y un escalador hace rappel para llegar desde una azotea hasta el suelo, con el único objetivo de promocionar las Google Glass.Parece claro que no hablamos de un simple prototipo, sino de mucho más.

Quizás Astro Teller, el responsable de Google X, la división de innovación de la compañía, pensó desde el principio que esta estrategia de comunicación no era la ideal para unas gafas que no han llegado a ser nada plausibles. Si tenemos en cuenta que por lo general todas las innovaciones de Google X son casi secretas, es lógico que los componentes del equipo no estén acostumbrados a trabajar con tanta atención.Demasiada presión para un proyecto que no tenía porqué ser definivo.

El futuro de las Google Glass

Aun así, las Google Glass no están muertas. La compañía dejó de vender el modelo Explorer Edition, creó una nueva división para las Google Glass, que ya no forman parte de Google X, y encargó a Tony Fadell el diseño de una nueva estrategia. Fadell trabajó en Apple, fue uno de los grandes ideadores de la compañía, que abandonó para lanzar Nest, termostatos inteligentes, compañía que a su vez fue adquirida más tarde por Google. Una cabeza innovadora y pensante que ha trabajado en Apple y Google. Pocos de estos hay. Quién sabe si conseguirá dar una segunda vida a las Google Glass, y si finalmente este producto logrará enfocar el éxito.

Temas Relacionados
Loading...