GoPro Hero, rompiendo el mercado por 130 dólares

2 octubre 2014

Todos esperábamos la nueva GoPro Hero 4, la nueva cámara de la compañía más famosa de cámaras de acción. Sin embargo, quizás fue una sorpresa todavía mayor la GoPro Hero. Sí, es que ese es su nombre, sin ningún número. Se trata de la cámara de acción de GoPro de corte económico. ¿Su precio? 130 dólares.

Go_Pro_Hero

Hasta el momento, este modelo era el que era conocido con el sobrenombre GoPro Hero [número de versión] White, pues era la versión más básica de las cámaras de acción. Sin embargo, parece que la etiqueta White y el número se ha retirado, para dejarlo simplemente en GoPro Hero, lo que podría ser una muestra de que la compañía quiere competir con las cámaras de bajo coste que se están lanzado al mercado y que son notablemente más económicas. Y es que no tenía sentido que GoPro, que supuestamente son expertos en este segmento de producto, no tuvieran cámaras que cubrieran un público con menor capacidad adquisitiva.

Por otro lado, son muchos los usuarios a los que les llama la atención la GoPro, pero no tienen un interés especial por dicha cámara. Mientras que los deportistas extremos, o los aficionados al vídeo, pueden tener motivaciones para comprar la cámara, no ocurre lo mismo con las personas que se van a esquiar ocasionalmente, o que visitan la playa cuando se van de vacaciones una vez al año, y no están dispuestas a gastarse 400 ó 500 euros en una cámara que van a usar muy puntualmente. Para estos, las cámaras de 100 euros de acción de marcas menos conocidas sí se han convertido en la opción perfecta, aun no siendo de tanta calidad.

La GoPro Hero no se va a la excelencia, pero sí que nos encontramos con una cámara que nos permitirá capturar buenas tomas de acción. Cuenta con un sensor de cinco megapíxeles, y es capaz de grabar Full HD 1080p a 30 frames por segundo, y 720p a 60 frames por segundo, por lo que tendremos una resolución de alta definición para grabar vídeos, lo que es bastante destacable.

Como característica adicional habría que mencionar que llega con la carcasa ya incluida que convierte a la cámara en sumergible. Y no es que sea un accesorio que vaya incluido al comprar la cámara, sino que la cámara va fija a esta carcasa y no se puede retirar. Nos encontramos dos inconvenientes importantes. Por un lado no se podrá cambiar la batería de 1.300 mAh en ningún momento, y por otro lado no se podrá limpiar la zona del objetivo que a veces se empaña. Damos por sentado que si la han lanzado así es porque han solucionado ese problema y la cámara no debería empañarse. En caso de que ocurriera, por ejemplo, en deportes de invierno, donde ya de por sí puede ser complicado grabar con un escenario completamente nevado, debido a la gran cantidad de blancos que hay, el objetivo empañado impediría grabar casi completamente. Sí que se podrá abrir la carcasa, aunque parece que únicamente para utilizar las conexiones de carga y HDMI de la cámara.

En cualquier caso, habrá que esperar a su lanzamiento en España. Lo que sabemos hasta ahora es que su precio será de 130 dólares. Podemos esperar diferentes cifras en su aterrizaje a las tiendas españolas. Desde los 130 euros según el cambio de moneda que se suele hacer con la tecnología, hasta un cambio justo que podría dejar la cámara en tan solo 100 euros.