Hermstedt Hifidelio Pro

Este reproductor alberga un microprocesador IBM PowerPC, un módulo de memoria y, lo mejor de todo, un disco duro de 160 inmensos Gbytes. Dicha unidad se utilizará para almacenar la música que deseemos en cualquiera de los formatos más extendidos: MP3, AIFF, PCM, WAV, OGG/Vorbis, FLAC o AAC

6 junio 2007

El diseño de este reproductor de salón es realmente elegante. Un primer vistazo permite apreciar su impecablemente mecanizado chasis de aluminio y una botonadura de muy buena calidad. Además, incorpora una pantalla LCD con una resolución que pocos dispositivos de este calibre ofrecen: 400 x 160 píxeles, lo cual, teniendo en cuenta su reducido tamaño, revela su excelente definición.
No obstante, al margen de su diseño, lo mejor está por llegar. Y es que en su interior alberga un microprocesador IBM PowerPC, un módulo de memoria y, lo mejor de todo, un disco duro de 160 inmensos Gbytes. Dicha unidad se utilizará para almacenar la música que deseemos en cualquiera de los formatos más extendidos: MP3, AIFF, PCM, WAV, OGG/Vorbis, FLAC o AAC.
En este sentido, destacamos el formato FLAC, que ofrece compresión sin pérdida de calidad y, hoy por hoy, en el ámbito de estos códecs para audiófilos ocupa una posición muy destacada. Para copiar la música ofrece varias posibilidades, que pasan por utilizar la unidad óptica integrada hasta el intercambio con el PC a través de la red o utilizando los puertos USB.
Por si fuera poco, el modelo Pro (que es el que hemos diseccionado) también cuenta con una controladora inalámbrica, por lo que el cableado hacia el PC puede suprimirse, detalle éste muy interesante para aquellos usuarios que quieran tener ambos equipos en distintas habitaciones.
Otra peculiaridad consiste en que, mediante la conexión a la red (ya sea Ethernet o inalámbrica) el equipo podrá conectarse a Internet para obtener música de distintas emisoras. Además, es compatible con iTunes, un servicio de rabiosa actualidad en este ámbito.
La administración de los contenidos se puede llevar a cabo directamente desde el propio reproductor y su mando a distancia o bien desde un PC. Y es que mediante la interfaz web podemos acceder a toda nuestra colección para clasificar los temas o bien añadir información a los metadatos.
La correcta clasificación musical conseguirá que no muramos en el intento a la hora de localizar una canción concreta. Y, para concluir, en lo que concierne a su calidad de sonido debemos destacar su transparencia y absoluto respeto por la señal original. Por supuesto, siempre que sea posible es preferible optar por un formato de compresión sin pérdida. No defraudará a ningún entusiasta por exigente que sea.

Características
Reproductor de audio con soporte para los formatos MP3, AIFF, PCM, WAV, OGG/Vorbis, FLAC y AAC. Incluye un disco duro de 160 Gbytes y graba en MP3, AIFF, PCM, WAV y FLAC. Frecuencia de muestreo: 44,1 KHz. Conectores de audio: RCA de entrada y salida, salidas digitales S/PDIF y TosLink. Pantalla LCD de 4 niveles de gris. Incluye mando a distancia. Conexión inalámbrica y Ethernet
Contacto
Werner
www.werner-musica.com
93 302 17 92
Lo mejor
Su versatilidad a la hora de obtener y almacenar contenidos a través no solamente de los soportes ópticos, sino también desde un PC (Ethernet, WiFi, USB) o mediante Radio por Internet e iTunes
Lo peor
No es un dispositivo asequible, aunque este desembolso se verá recompensado por los usuarios que aprovechen toda su funcionalidad y dispongan de un buen amplificador y altavoces.