Herramientas de mensajería instantánea

Analizamos ocho herramientas de mensajería instántanea, muchos de ellos con una larga lista de complementos que les añaden funcionalidades extra. Escoge tu favorito y mantente en contacto permanente con tus familiares y amigos

Sergi Puertas

Herramientas de mensajería instantánea

16 noviembre 2009

Los servicios de mensajería instantánea, que en un principio estaban orientados a permitir el envío de simples líneas de texto, han ido evolucionando hasta integrarse con las líneas de telefonía convencional y erigirse en pequeñas suites de intercambio de datos de todo tipo.

El triunfo de la inmediatez

Vivir inmersos en la era de las comunicaciones nos permite establecer contacto con prácticamente cualquier individuo del planeta en el momento que elijamos, sea vía telefónica o a través de equipos informáticos. En este segundo ámbito, merecen especial mención los servicios de mensajería instantánea, mediante los cuales dos o más usuarios que se encuentren conectados a la Red pueden chatear, intercambiar archivos, hablar a través de sus ordenadores utilizando micrófonos y auriculares, e incluso celebrar videoconferencias. Y todo ello de forma gratuita y segura.

Sin embargo, a diferencia de lo que sucede en otros modelos de comunicación entre ordenadores –como pueden ser el correo electrónico o el FTP–, donde se han establecido estándares de compatibilidad que todo software debe cumplir, la mensajería instantánea sigue siendo un medio relativamente fragmentado. De esta manera, buena parte de los programas desarrollados por las distintas compañías siguen a día de hoy compitiendo entre sí sin que se divise un protocolo común que les permita intercambiar información.

¿Cuál me conviene?
Si bien los diversos sistemas de mensajería instantánea han ido ganando en sofisticación e incorporando más y más características versión tras versión, la filosofía de la que parten todos ellos es muy similar. Básicamente, se trata de que un programa de tamaño relativamente reducido te permitirá agregar tus contactos a un listado donde se indicará en todo momento si alguno de ellos está en línea en ese preciso instante.

Una vez minimizado, el software permanecerá en ejecución en segundo plano y en conexión permanente con un servidor que te dará un toque de atención si alguno de los usuarios agregados a la lista accede a la red de mensajería.

Todo cliente brinda la posibilidad de modificar el estado, de modo que quede patente si estás abierto a entablar diálogo, si deseas no ser molestado e incluso te permite acceder en modo invisible. En este último caso, figurarás como desconectado pese a que podrás ver cuáles de tus contactos se encuentran on-line.

Otra posibilidad francamente interesante que ofrecen los clientes de mensajería instantánea es la de realizar búsquedas para localizar nuevos contactos, agregarlos a tu lista y permitirte así hacer nuevas amistades; del mismo modo, puedes escoger inscribirte en directorios mediante los cuales otros usuarios podrán contactarte, siempre y cuando apruebes su solicitud.

Ahora bien, ¿cuál de los servicios es el más conveniente? Dependerá, claro está, de tus necesidades, tal y como se desprende de los resultados de la siguiente comparativa. Para la realización del presente informe, hemos realizado diversas pruebas permutando combinaciones entre los principales clientes de mensajería instantánea.

Además de intercambiar líneas de texto entre todos ellos, en el caso de Skype, Yahoo! Messenger, Google Talk y Microsoft Live Messenger, hemos testeado también sus opciones de voz y vídeo para ver cómo se comportaban.

Messenger_funcionalidad

Clientes multi-red, la tercera vía
La enorme popularización de esta clase de servicios ha provocado que, como en tantos otros campos relacionados con el software, surjan alternativas más que interesantes al margen de las grandes corporaciones y que, poco a poco, han ido ganándose un puesto preeminente en el mercado.

El mérito de algunas de ellas, como puede haverle sucedido a Skype, radica en que en su momento supieron ofertar un producto similar en prestaciones pero con características únicas, en este caso, una integración del servicio con las líneas telefónicas convencionales a precios muy competitivos.

Otra opción que cada día cuenta con un mayor número de adeptos es la de utilizar clientes multi-red, pequeñas aplicaciones desarrolladas por francotiradores de la programación o pequeñas empresas decididas a reunir los diversos estándares en un solo producto.

Así, si los tres usuarios con los que te comunicas habitualmente poseen una cuenta de mensajería instantánea en ICQ, Yahoo! y MSN, por poner un ejemplo, muy probablemente te convendrá decantarte por un software que sea capaz de comunicarse con todos ellos.

La alternativa, que pasa por mantener abiertos los respectivos clientes nativos de cada uno de los servicios, cuenta principalmente con dos inconvenientes. El primero de ellos es, obviamente, el dispendio de recursos que supondrá para tu sistema mantener en segundo plano tres programas ejecutándose a la vez. El segundo consiste en la dificultad añadida que lleva acarreado adquirir soltura en el manejo de cada uno de los tres entornos y gestionarlos simultáneamente si varios de tus contactos resultan estar on-line al mismo tiempo.

Recuadro_Chateando-lejos

Más funcionalidades
Buena parte de los sistemas de mensajería instantánea disponibles te permitirán instalar complementos mediante los cuales podrás aumentar la funcionalidad del software base en diversos ámbitos. Así, Messenger Plus! Live (www.msgpluslive.es) te brinda la posibilidad de cambiar el aspecto del cliente de Microsoft, personalizar sus sonidos y realizar búsquedas avanzadas en los historiales de tus conversaciones.

Por su parte, si utilizas Yahoo! Messenger, puedes agregarle Zync (messenger.yahoo.com/plugins/view/7551/), lo que te dará opción a compartir las pequeñas películas de Yahoo! Video, Flickr y YouTube con tus contactos. De esta manera, ambos tendréis la oportunidad de visualizarlas simultáneamente para poder comentarlas.

La lista se extiende hasta el punto que resulta imposible citar siquiera todos los plug-ins que hay disponibles para los diversos clientes que existen en el mercado. No obstante, desde las páginas web de los propios desarrolladores o realizando sencillas búsquedas en Google es perfectamente posible localizar centenares de ellos.

Más allá de Windows
Si no eres usuario de Microsoft Windows, como de costumbre, el abanico de opciones a la hora de escoger software de mensajería instantánea se estrecha. No obstante, la oferta es mayor y más variada que en otros ámbitos, y ahí está Pidgin, disponible tanto para Mac OS X como para Linux, para dejar constancia de ello.

Si vas a centrarte en la red de mensajería de Microsoft, tienes instalado Linux y deseas establecer conferencias que permitan intercambiar audio y vídeo a tiempo real, otra opción consiste en utilizar aMSN (www.amsn-project.net), que además de incluir la inmensa mayoría de opciones del cliente nativo, te permite gestionar las conversaciones a través de pestañas y agregar complementos mediante los cuales podrás aumentar sus funciones.

Si eres usuario de Macintosh y te encuentras en la misma tesitura, por otra parte, puedes descargar e instalarte Messenger for Mac 7 (www.microsoft.com/Mac/products/messenger/default.mspx).

Chateando lejos de casa
En caso de que vayas a pasar cierto tiempo conectándote a la red de redes desde cibercafés o a través de un ordenador en el que no estás autorizado a instalar software adicional, la mayoría de proveedores ponen a tu disposición una interfaz web a través de la cual puedes acceder a sus respectivos servicios de mensajería instantánea.

No obstante, existen una serie de sitios web mediante los cuales tendrás la oportunidad de acceder a la mayoría de ellos desde una misma página. I love IM (www.iloveim.com), Buddy (www.ebuddy.com), Kool IM (www.koolim.com) y Meebo (www.meebo.com) son solo algunos de los más populares y, desde ellos, podrás perfectamente abrir conversaciones bien desde la propia área del navegador, bien desde las ventanas pop up.

La opinión de PC Actual: Un estándar por favor

A día de hoy, ni siquiera las soluciones todo en uno que nos ofrecen algunos clientes resultan cien por cien idóneas. Si bien en lo referente a intercambio de líneas de texto, los diversos servicios cumplen razonablemente bien su cometido, cuando empleamos voz y vídeo con clientes distintos la cosa se complica.

En este sentido, todo parece indicar que las aplicaciones que permiten videoconferencia tienden a comunicarse bien entre sí. Pero, si uno de los dos usuarios se está valiendo de un clónico o de un servicio multi-red que emplea un protocolo ajeno, es conveniente que los demás utilicen el mismo software, de lo contrario, establecer la comunicación puede resultar difícil o imposible.

En ocasiones, será preciso emplear complementos que contribuyan a la compatibilidad de los programas. En otras, ni siquiera así lograremos iniciar el proceso. Los avatares, los emoticones y otros elementos pueden también perderse en el ciberespacio, especialmente si estamos usando paquetes personalizados que hemos agregado posteriormente a la instalación del cliente.

Oferta amplia pero caótica
Cabe señalar que nos hemos ocupado únicamente de una pequeña muestra de los centenares de clónicos, servicios multi-red y complementos que tratan de hacerse un rincón en un mercado donde la oferta es amplia pero algo caótica. Es de esperar, no obstante, que las compañías responsables vayan tramando acuerdos que den como resultado un solo estándar y un sinfín de programas entre los que podremos elegir de acuerdo con nuestras necesidades.

En el momento presente, por otra parte, la orientación de cada uno de los clientes está lo bastante definida como para que nos atrevamos a emitir dictamen. El grupo mayoritario de usuarios, que es aquel que no va a utilizar el software para videoconferencias ni para comunicaciones en formato audio, encontrará en Pidgin una estupenda opción que ha demostrado ser capaz de comunicarse eficientemente con las aplicaciones nativas de los principales protocolos.

Por el contrario, aquel que prima que su servicio permita la transmisión de audio y vídeo puede decantarse por Google Talk, Windows Live Messenger o Skype. Los tres cumplen con su cometido y nos permiten charlar con residentes en otros países con coste cero, si bien hemos optado por otorgarle a Skype una nota particularmente alta debido, sobre todo, a que cuenta con una amplísima difusión entre aquellos que emplean este tipo de programas para charlar de viva voz.

Y es que, a diferencia de lo que sucede en muchos otros campos, la elección no depende únicamente de ti. Así, si cuentas con total libertad a la hora de escoger el software que emplearás para tostar tus discos o codificar tus ficheros en formato MP3, a la hora de enviar mensajes no puedes olvidar que tu software integra solo la mitad de la ecuación y que es imprescindible que mantenga coherencia con la incógnita que se encuentra al otro lado del cable.

Lo mejor: Todo gratis

Al igual que los servicios de telefonía fija y móvil, los de mensajería instantánea han ido evolucionando y se erigen hoy en día como parte integral de un entramado que nos mantiene en contacto permanente. Aunque algunas funciones específicas de ciertas propuestas requieran un desembolso económico, en esencia, todas ellas han conservado su gratuidad y son capaces de emular e incluso superar las posibilidades comunicativas que nos ofrecen otras vías.

Lo peor: Falta de estándar

La ausencia de un estándar provoca que la elección del servicio no dependa únicamente de nosotros, sino que nos veremos muy condicionados por el software que utilicen aquellos con quienes deseamos comunicarnos. Si el elenco de usuarios con los que vamos a establecer contacto es amplio, deberemos tener instalados diversos clientes u optar necesariamente por uno multi-red que satisfaga todas nuestras necesidades.

Temas Relacionados
Loading...
'); doc.close(); });