Los hombres destrozan más dispositivos electrónicos que las mujeres

29 mayo 2014

Parece que vayamos a dar comienzo a un nuevo debate del nivel de quién conduce mejor. Ya nos sabemos de sobra las respuestas. Ellos dirán que ellas conducen sin saber lo que ocurre a su alrededor, mientras que ellas dirán que tienen muchos menos accidentes. Sin embargo, en lo que se refiere a los dispositivos electrónicos, tenemos datos estadísticos. Los hombres destrozan más de 2.500 euros en dispositivos electrónicos a lo largo de toda su vida.

Un estudio encargado por Nikon confirma que los hombres gastan una gran cantidad de dinero por culpa de los daños que generan a dispositivos electrónicos como ordenadores, teléfonos inteligentes, y por supuesto, cámaras de fotos. Concretamente, hablamos de 2.675 euros perdidos por culpa de destrozos en toda una vida.

Y es que, nada más y nada menos que el 43% de los hombres ha dañado en los últimos cinco años un aparato electrónico. Y de ese grupo, un tercio lo ha dañado de tal manera que ya no tenga reparación posible. Una cantidad realmente considerable.

¿Pero cómo se puede dañar un dispositivo electrónico así? Cuatro de cada diez hombres de los que han reconocido haber dañado un dispositivo en los últimos cinco años, afirma que se le ha caído al suelo en algún momento, un síntoma de poco cuidado del dispositivo, y una señal de que el final del mismo podría estar cerca. Otro 8% echa las culpas a su hijo, reconociendo que al dejárselo al mismo, o simplemente facilitándole su alcance, éste lo ha cogido y lo ha acabado destrozando. El tercer motivo sería haber estropeado el dispositivo al derramar una bebida o sumergir el mismo en una, algo que ha ocurrido también a un 8% de los hombres que han destrozado uno dispositivo electrónico. Y no nos olvidamos de aquellos que, precisamente sí se olvidan de que llevan el móvil o la cámara y se sientan encima. Con teléfonos de gran pantalla, eso puede ser mortal con mucha facilidad.

Se ha determinado que el dispositivo que más se daña es el portátil, siendo este el dispositivo peor parado en el 26% de los casos. Los smartphones irían en la segunda posición con un 21%, y las cámaras se quedarían en tercera posición con un 18%.

Es por esto que Nikon lanzaba el estudio, precisamente para destacar las características de la nueva Nikon 1 AW1. Y es que, por muy famosas que se hayan hecho las DSLR, al final lo más práctico para aquellos que quieren llevar una cámara de alta calidad sin miedo a destrozarla es adquirir una de las nuevas cámaras compactas con objetivos intercambiables como la Nikon 1 AW1. Es una cámara resistente a los golpes, al agua, e incluso a la congelación, por lo que reta a los hombres a que sean capaces de destrozarla.

 

Temas Relacionados