El INTECO y ADESE crean una campaña para fomentar un uso responsable de los videojuegos

El Instituto Nacional de Tecnología de la Comunicación (INTECO) ha decidido apoyar una iniciativa de la Asociación Española de Distribuidores y Editores de Software de Entretenimiento (aDeSe) para fomentar el uso seguro y responsable de los videojuegos

El INTECO y ADESE crean una campaña para fomentar un uso responsable de los videojuegos

16 diciembre 2010

El Instituto Nacional de Tecnología de la Comunicación (INTECO) ha decidido apoyar una iniciativa de la Asociación Española de Distribuidores y Editores de Software de Entretenimiento (aDeSe) para fomentar el uso seguro y responsable de los videojuegos.

España es el cuarto país a nivel europeo en consumo de videojuegos. Una práctica que, realizada de un modo responsable, estimula el desarrollo intellectual, la personalidad y el aprendizaje. Ayuda a los niños a asimilar conceptos abstractos, les permite perfeccionar su destreza visual, su curiosidad musical o artística, y fomenta el trabajo colaborativo.

Sin embargo, para sacar el máximo partido a los juegos debemos respetar una serie de pautas básicas. Para lograr este objetivo, y «dar a conocer que el sector de los videojuegos es una industria responsable que cuenta con un código de regulación paneuropeo», INTECO y aDeSe ponen en marcha un plan de acción que se concreta en la publicación de la «Guía práctica para padres y madres sobre uso seguro de videojuegos por menores» y una campaña informativa en más de 600 puntos de venta.

En unas fechas tan propicias para el consumo, la publicación de una guía que «identifique los riesgos que existen en los videojuegos y ofrezca consejos y pautas para lograr un uso responsable» resulta fundamental para que los consumidores aprendan a realizar una elección adecuada a sus gustos y necesidades. Además, España puede presumir de estar entre los tres mejores países europeos en control de seguimiento gracias al sistema de clasificación de contenidos PEGI.

Los datos del segmento de los videojuegos, «cada vez más cerca de ser un pilar básico del desarrollo de la industria», apuntan a que el 40% de los hogares españoles con menores dispone de una videoconsola, y el 18% de una videoconsola portátil. Además, el 72% de los niños y adolescentes españoles afirma que les gusta jugar a los videojuegos («el 75% de los chavales lo ven como un elemento imprescindible»).

Durante la presentación de la campaña, que ha tenido lugar hoy en Madrid, Victor Izquierdo, director de INTECO, Alberto González, presidente de aDeSe, y Carlos Iglesias, secretario general de aDeSe, han recordado los principales riesgos que rodean a los videojuegos (un 45% de los padres afirman estar preocupados): acceso a contenidos inapropiados (sexuales, juegos de azar, violencia excesiva, ideas radicales…); adicción (no hay que exagerar, a menos que los padres comprueben que sus hijos pierden interés, se aíslen o abandonen a sus amigos); y, por supuesto, todos los inconvenientes que se desprenden de la necesidad de contar con una conexión on-line.

Dentro de estos problemas, podemos encontrar amenazas a la privacidad (páginas de registros inadecuadas, suplantación de cuentas on-line, cookies o ataques a la «imagen digital» del usuario); acoso entre jugadores (ciberbulling a través de juegos que cuenten con chat, o casos extremos relacionados con el grooming); por ultimo todos los riesgos tecnológicos de internet (virus, fraude on-line…).

Sin embargo, es posible disfrutar de «un entretenimiento compartido muy saludable» siguiendo unos sencillos consejos: revisar la catalogación del juego mediante el sistema PEGI (edad, temática…), consultando páginas especializadas, preguntando a vendedores o probándolos en persona; supervisar la instalación del juego o instalar herramientas de seguridad en el dispositivo.

Temas Relacionados