Intel abandonará el mercado de placas base

Intel ha anunciado su intención de abandonar el negocio de las placas base para el mercado de consumo, cerrando su división Desktop Motherboard en un plazo de tres años. Las placas para Haswell serán las últimas

Placa base Intel

23 enero 2013

Intel ha anunciado su intención de abandonar el negocio de las placas base para el mercado de consumo, cerrando su división Desktop Motherboard en un plazo de tres años. Las placas para Haswell que se lanzarán en junio serán las últimas que presenten.

Después de más de dos décadas produciendo placas base para equipos de sobremesa, Intel ha decidido abandonar este negocio y centrar sus esfuerzos en otros objetivos. La compañía, que se ha convertido en referencia en este mercado, ha producido más de 60 modelos de placas madre durante estos años, a las que se unirán el próximo mes de junio las diseñadas para la cuarta generación de procesadores Core: Haswell.

La intención de Intel con este anuncio es dedicar más esfuerzos a otras áreas de negocio, aunque continuará suministrando chips a terceras compañías fabricantes de placas y produciendo sus propias placas base para el mercado corporativo, tanto para servidores como para estaciones de trabajo. Los ingenieros que integran la unidad de negocio de placas base serán reubicados paulatinamente en otras áreas de la compañía, que continuará ofreciendo soporte y garantía a estos productos hasta el fin de su ciclo de vida, según ha dado a conocer.

El movimiento anunciado por Intel tiene sentido en un mercado en el que los ordenadores de sobremesa están cediendo protagonismo a otros formatos y dispositivos.

Placa base Intel DX79SI Extreme Series

Placa base Intel DX79SI Extreme Series

Temas Relacionados
Loading...