Intel admite un error en sus últimos chipset

Intel ha reconocido un fallo en el diseño del chipset Series 6, que se incorpora junto a los nuevos Sandy Bridge, y que merma el rendimiento de las unidades ópticas y el disco duro

4 febrero 2011

La firma tecnológica Intel ha reconocido un fallo en el diseño del chipset Series 6, que se incorpora junto a los nuevos Sandy Bridge, y que merma el rendimiento de las unidades ópticas y el disco duro.

El fallo, que no resulta muy serio, no provocará graves inconvenientes a los usuarios, pero las medidas que tiene que tomar la compañía para subsanarlo supondrán 700 millones de dólares en gasto, ya que los clientes que hayan adquirido un equipo o una placa base con el chipset defectuoso podrán cambiarlos.

El problema se encuentra en el diseño del chipset Series 6, conocido con el nombre de código Cougar Point, y podría producir una degradación en los puertos Serial-ATA (SATA) que impactaría en el rendimiento o las funcionalidades de los dispositivos vinculados a SATA como, por ejemplo, las unidades de disco duro y las unidades de DVD.

El mayor inconveniente es que este chipset se utiliza en los ordenadores que incorporan la segunda generación de procesadores Intel Core, los famosos Sandy Bridge. La compañía, que tiene altísimas expectativas puestas en el lanzamiento de su nuevo procesador, se ha visto obligada a detener la producción hasta resolverlo.

Temas Relacionados