Análisis

Intel SSD 330 (180 GB), disco SSD bueno, bonito y barato

Si hay una mejora que se puede hacer en un equipo que suponga una diferencia real entre el antes y el después, esa es instalar un disco SSD. El problema es su elevado precio. Al menos hasta ahora

Manuel Arenas

Intel SSD 330

19 junio 2012

Intel ha presentado recientemente un buen número de soluciones en este campo, pero la gama 330, con capacidades de 60, 120 y 180 Gbytes, es especialmente adecuada para presupuestos domésticos.

En realidad no hay nada que reprochar a la unidad de Intel en cuestión de calidad: la controladora es una SandForce SF-2281, idéntica a la empleada en otras gamas de precios más elevados. Y la memoria Flash empleada es también de Intel de 25 nm de última generación y tipo síncrono. Lo que cambia es el número de canales de memoria, inferior al de otras series, que sí impacta en el rendimiento, pero no de un modo drástico.

Intel SSD 330 gráfica

El rendimiento de los discos de la serie 330 de Intel está solo un paso por detrás de las familias más caras

El resultado es un disco con un rendimiento muy elevado, capaz de mejorar el comportamiento de un equipo de un modo notable. La única precaución es no llenar el disco por encima de un 80–85% de su capacidad. Consume poco, no se calienta y resiste golpes o vibraciones en aplicaciones de movilidad. Si tienes un PC, un Mac o un portátil es una actualización que merece la pena, aunque para almacenamiento masivo necesitarás una unidad externa de mayor capacidad.

Loading...
'); doc.close(); });