Intel X25-M 80 Gbytes

Los discos con tecnología SSD frente al almacenamiento magnético tradicional aún no habían demostrado realmente todo el potencial de la memoria Flash como soporte para los discos duros SATA. El X25-M supone la mejor interpretación hasta la fecha de la tecnología SSD

29 noviembre 2008

El modelo presentado por Intel supone un salto cuantitativo muy elevado respecto a los discos magnéticos y también respecto a los discos SSD actuales. Las tasas de lectura y escritura sostenidas arrojaron valores de más de 220 Mbytes/s para lectura y 80 Mbytes/s para escritura en modo secuencial.

 

En el modo de acceso aleatorio las diferencias fueron absolutamente favorables para la tecnología Flash, al hacer valer unos tiempos de acceso en torno a 0,1 ms frente a los 15 o 16 habituales en los modelos magnéticos. En cifras, el número de operaciones de escritura por segundo en modo aleatorio alcanza hasta 1.179, frente a las 74 obtenidas en un disco magnético de referencia.

 

En lectura la diferencia es aún más notable, con 2.108 operaciones en el disco Intel X25-M frente a 50 en el disco magnético convencional. En el índice PC Mark 2005, las cifras son igualmente aplastantes, con 25.200 puntos para el modelo SSD frente a 4.500 en un disco Hitachi convencional.

 

Por supuesto el ruido en funcionamiento es inexistente y se tiene la seguridad de que no va a ocurrir nada por el mero hecho de mover el equipo mientras está encendido. Además, con 1,2 millones de horas como tiempo medio entre fallos, la tranquilidad es aún mayor.