Internet no es país para humanos

David Cerdán

Direcciones Internet

13 mayo 2016

Según los últimos estudios, el porcentaje de tráfico de Internet generado por software y no por personas escala ya hasta el 48% y se vuelve cada vez más inteligente y malicioso.

No es una ninguna novedad, desde hace mucho tiempo una gran parte del tráfico generado en Internet no procede de personas humanas navegando por las páginas web. Miles y miles de pequeños programas de software (bots) realizan a diario diversas tareas en la red, y no todos tienen buenas intenciones.

Variedad de especies: crawlers, spammers…

Según la consultora “DeviceAtlas”, a partir de datos del primer trimestre del 2016, casi el 50% del tráfico de Internet es causado por programas diseñados para diversos fines. Pero, ¿cuáles son estos tipos de programas?

Los más conocidos son quizás los que utilizan los grandes buscadores de Internet como Google: indexadores de contenido (“search-engine crawlers”). Estos programas recorren las páginas web de Internet para poder después mostrar sus contenidos en los resultados de búsqueda. Por lo general son más una ayuda que un inconveniente.

Por otro lado, tenemos otros tipos de “crawlers”, indexadores de terceras empresas que agregan el contenido de algunas páginas web para generar negocio. ¿Quién no ha usado ya alguna página web que aglomera datos de seguros, vuelos, etc? En estos casos todo queda dentro del sector en cuestión.

Finalmente, tenemos una infinidad más de piezas de software con una gran variedad de funciones (y de intenciones): detectores de vulnerabilidades, bots para realizar compras fraudulentas, programas de spam y un largo etcétera.

Beneficiosos o perjudiciales

Todos los individuos y empresas propietarios de una página web desean aparecer en los buscadores. Este tipo de tráfico para rastrearnos es bienvenido.

No obstante, si el volumen de tráfico no humano que nos llega es importante, podemos empezar a equivocarnos a la hora de analizar las visitas a nuestra web. Además, este tráfico adicional también supone un coste de recursos de dudosa rentabilidad.

Sobra decir que los bots maliciosos representan un grave peligro para Internet. Cada vez son más complejos, imitando con mayor fidelidad el comportamiento humano, y llevando a cabo tareas cada día más complejas, como visitar anuncios o incluso llegando a realizar compras ficticias en las páginas de comercio electrónico.

Y vosotros… ¿sois humanos o bots? :P

 

 

Temas Relacionados
Loading...