Internet puede ser tu disco duro personal

Os ofrecemos una pequeña guía con los seis servicios on-line gratuitos más interesantes tanto para almacenar tus contenidos como para descargártelos directamente

Internet puede ser tu disco duro personal

14 septiembre 2008

* FileFactory (www.filefactory.com)

Es una de las opciones que más fuerza está adquiriendo últimamente. No sólo permite subir un fichero de 300 Mbytes, sino que podremos encolar hasta 25 archivos de una sola vez. Asimismo, posee un sistema de navegación por categorías a través del cual seremos capaces de encontrar contenidos alojados en sus servidores. Podremos registrarnos y obtener más ventajas.

 

* MediaFire (www.mediafire.com)

Uno de los mejores. A pesar de que sólo deja subir archivos de 100 Mbytes, no tenemos ningún límite de almacenamiento. A la hora de descargar varios ficheros, podremos hacerlo de manera simultánea, algo no permitido por otros servicios. De igual forma, admite resumen de descarga durante 24 horas si por cualquier motivo perdemos la conexión.

 

* Megaupload (www.megaupload.com/es)

Totalmente en castellano y de los más utilizados. A pesar de que tenemos la posibilidad de subir ficheros de hasta 500 Mbytes, las velocidades de descarga no son tan altas como en otros. De igual manera, si no tenemos una cuenta asociada, se aplica un filtro por dirección IP que no nos permite descargar más que un determinado volumen de datos cada cierto tiempo.

 

* miHD (http://mihd.net)

Pocas restricciones son las que impone este servicio. Una de ellas es el límite en cuanto al tamaño de los ficheros que se pueden subir: 100 Mbytes para usuarios no registrados y 150 para los que sí lo estén. Sin embargo, podremos realizar hasta dos descargas simultáneas y no tendremos que esperar nada para continuar bajándonos los datos que queramos.

 

* RapidShare (www.rapidshare.com)

Es, sin duda, uno de los servicios más rápidos. El problema reside en que sólo podremos subir ficheros de 100 Mbytes y, si realizamos una descarga, nuestras direcciones IP y MAC quedarán registradas y no podremos efectuar otra hasta que no finalice un tiempo estimado proporcional al tamaño del fichero bajado.

 

El máximo será de una hora y media aproximadamente si el fichero posee 100 Mbytes. Algunos usuarios se han quejado últimamente debido al nuevo sistema de autenticación utilizado, aunque también se han creado las denominadas Happy Hours, ventanas de tiempo en las que podremos descargar sin necesidad de completar dicho proceso de autenticación.

 

* Sendspace (www.sendspace.com)

Por último, este servicio también nos permite subir ficheros de hasta 300 Mbytes si no nos hemos dado de alta en la página web y de hasta 1,5 Gbytes si sí lo hemos hecho. En cuanto a las descargas, en teoría son ilimitadas, aunque si navegas por Internet a través de un proxy podrías experimentar algún tipo de problemas con el servicio si varios equipos intentan bajar contenidos simultáneamente.

 

Dispone de dos tipos de perfiles de pago que aumentan sus características: Max Premium Downloads por 5,99 dólares (descarga de hasta 4 Gbytes diarios sin esperas) y Pro Upload & Send Files por 6,99 dólares (ventajas dirigidas a la subida de ficheros).

 

Truco 1

Uno de los grandes problemas que poseen la mayor parte de estos servicios de almacenamiento es la carencia de un motor de búsquedas en condiciones que nos ayude a encontrar contenidos específicos en sus servidores. Esto también se debe a la naturaleza de los mismos, orientando sus prestaciones a la elaboración de backups y a la compartición de determinados ficheros con amigos cercanos, aunque, dadas las capacidades que poseen, se hayan puesto de moda como alternativa indiscutible al P2P tradicional.

 

Sin embargo, ya existen páginas web que ayudan a encontrar prácticamente cualquier cosa que queramos siempre y cuando resida en alguno de los servidores más famosos. Por poner algunos ejemplos, destacamos RapidSearchEngine (http://rapidshare-search-engine.com) que nos ayudará a buscar exclusivamente en RapidShare, aunque, eso sí, ofrecerá multitud de resultados en los que podremos obtener tanto la página web o blog donde han sido colgados hasta los enlaces RapidShare directamente sin necesidad de visualizar el post.

 

Otro de los buscadores que más nos ha gustado ha sido MegaDownload (http://megadownload.net) compatible tanto para RapidShare como para Megaupload, que nos indicará entre otras cosas el tamaño de los ficheros encontrados. Para terminar, podemos hablar de RapidSearch (http://www.rapidsearch.infobind.com), con el que podremos buscar hasta en 16 de los servicios más utilizados hoy en día, así como en YouTube.

 

Truco 2

Como habéis podido observar, la mayoría de los servicios descritos poseen ciertas limitaciones en cuanto al tamaño máximo de los ficheros que permiten subir a sus servidores, máxime cuando no nos registramos y los utilizamos de manera anónima.

 

Es por esto que nos vendrá de perlas disponer de alguna aplicación que nos ayude a dividir aquellos archivos que superen dichas restricciones. Muchas veces, los propios compresores más conocidos, como WinZip o WinRar, incorporan opciones para comprimir un fichero realizando paralelamente una subdivisión del mismo en diferentes volúmenes.

 

Sin embargo, también existen aplicaciones gratuitas como ésta que os mostramos en la foto (Splitter & Merger, descargable de manera totalmente gratuita desde http://espanol.splitter.vze.com) que son capaces de ejecutar este proceso de una manera mucho más eficiente.