Internet revoluciona el panorama fotográfico

Aunque las fotografías en papel siguen teniendo un peso indiscutible en determinados escenarios, es evidente que Internet ha permitido que el mundo de la fotografía sufra una verdadera transformación. Los portales fotográficos han demostrado que existen verdaderos artistas de la cámara por descubrir

Internet revoluciona el panorama fotográfico

26 julio 2007

Y esto es debido a que los medios están a disposición casi de cualquiera. La fotografía digital ofrece productos desde una gama de consumo a una gama profesional pasando por cámaras destinadas a los denominados «prosumers», una especie de aficionados realmente dedicados a sacar el máximo partido de estas cámaras en su tiempo libre.
Y si los fabricantes han permitido que las cámaras digitales sean ya un objeto común en todos los hogares, Internet se ha situado como la plataforma perfecta para publicar esas fotografías. Un medio idóneo ya que el tamaño que ocupan estas fotos y la situación actual de la red de redes permite que la calidad de las tomas se mantenga prácticamente en toda su totalidad.
Álbumes en Internet
El escenario es de todos conocido: un aficionado a la tecnología dispone de una cámara digital y de un equipo con conexión a Internet. Esas dos premisas bastan para que sus fotografías puedan ser publicadas en cualquiera de los portales y sistemas disponibles, y más tarde puedan ser contempladas por cualquiera que posea una conexión a Internet.
Para este propósito aparecieron numerosos servicios de publicación de fotos y álbumes fotográficos, lo que ha derivado en una fiebre en la que la competitividad por el mejor servicio alcanza límites insospechados. En la actualidad podemos encontrarnos con ofertas de almacenamiento fotográfico totalmente gratuitas en las que no nos tendremos que ocupar de nada.
Flickr (www.flickr.com) es, sin lugar a dudas, el paradigma de éxito en el mundo de los servicios fotográficos en Internet, y uno de los bastiones de Yahoo! en su lucha contra Google. De hecho, resulta sorprendente que a la mismísima Google le hayan ganado la mano en un terreno tan evidente como el de la fotografía en Internet, a pesar de que la empresa fundada por Brin y Page trate de impulsar con fuerza su particular oferta, Picasa Álbumes Web, de la que hablaremos más adelante.
La oferta de Flickr no fue la primera, claro, pero ha sido con mucho la que más éxito ha tenido. Desde que Yahoo! comprara a su empresa matriz mucho se ha avanzado en un servicio que puede presumir de poseer la que probablemente es la comunidad de usuarios más activa en todo el mundo. Y es que cada usuario dispone de una página en la cual dispone de contenidos públicos y privados sobre los que los usuarios con los permisos adecuados –en la mayoría de los casos, cualquier internauta– podrá dejar comentarios y sugerencias en cada una de las fotos, e incluso señalar partes de las mismas para destacar cierta zona de esta captura.
La faceta social de Flickr ha convertido en este servicio en lo que hoy es, pero Yahoo! ha sabido proporcionar a los usuarios muchas de las opciones que necesitan para publicar las fotos. La interfaz de gestión de álbumes es sencilla, y es posible disfrutar de presentaciones automáticas de nuestras fotos en cualquier momento.
También es una característica destacable el uso de etiquetas para clasificar esas fotos y poder luego realizar búsquedas. De hecho, en el sistema global de Flickr las búsquedas a partir de una etiqueta común darán como resultado fotos de distintos usuarios que hayan usado la misma etiqueta, por ejemplo, «Baqueira».
¿Qué puedo hacer con mis fotos?
Internet ofrece un sinfín de opciones a la hora de utilizar las fotos que tengamos en un ordenador. La opción más común es la de crear un álbum que nuestros amigos y familiares puedan visitar en cualquier momento. Ese es el propósito de la mayoría de los servicios como Flickr, al que siguen otras alternativas muy destacables como Photobucket (www.photobucket.com), Zoomr (http://beta.zooomr.com), Pikeo (www.pikeo.com), 23hq (www.23hq.com) o Dropshots (www.dropshots.com).
En todos ellos es posible crear álbumes y organizar las fotos en función a diversos criterios. Algunos permiten operaciones de geolocalización, o lo que es lo mismo, asignar cada una de las fotos –o grupos de ellas– a punto geográfico sobre un mapa de la Tierra. Flickr es un ejemplo de ello gracias a su combinación con Yahoo! Maps mediante la opción Organizr, pero además tenemos ofertas muy interesantes como Panoramio (www.panoramio.com), un servicio creado por una empresa española que está dedicado a ofrecer esa opción pero utilizando los mapas de Google. Lo interesante de esa opción es que nuestras fotos también estarán disponibles en Google Earth, una idea realmente potente que ayuda a añadir «una dimensión más» a nuestras instantáneas.
Otras ofertas incluyen almacenamiento, pero en realidad están destinadas a un uso comercial: el del revelado de fotos digitales. En nuestro país existen un buen puñado de servicios en los que a partir de imagines digitales podremos pedir copias impresas en papel fotográfico, pero no sólo eso: los álbumes totalmente personalizados también son un producto estrella, con otros como fotos enmarcadas, pósters, calendarios, camisetas o tazas como alternativas para esos regalos que siempre son una buena idea. Entre los más destacados están MyPhotoFun (www.myphotofun.com), Pixmania (www.mypix.com/es), Hofmann (www.hofmann.es), FotoPrix (www.fotoprix.es) y FotoAlbum (www.fotoalbum.es).
De la cámara a la Web
Algunas de las últimas ofertas cubren todo el espectro de posibilidades y necesidades del usuario, combinando clientes instalados en local con los servicios disponibles en Internet.
El máximo ejemplo de este tipo de ofertas lo tenemos en Google y su Picasa2, una aplicación capaz de gestionar todas nuestras fotos y luego publicarlas en Internet mediante los Picasa Álbumes Web (http://picasaweb.google.es), la alternativa de este gigante a Flickr. La solución on-line de Google es bastante más simplona en su interfaz y opciones, pero en algunos apartados mejora la oferta «básica» de Flickr. Sin embargo, la aplicación para Windows –también disponible en GNU/Linux– es una verdadera maravilla, con características de búsqueda y edición realmente destacables.
En Picasa2 podremos gestionar nuestras fotografías fácilmente, pero además es muy sencillo editarlas con algunas opciones muy útiles. Contraste y color automáticos se cuentran entre ellas, pero además disponemos de la curiosa opción «Voy a Tener Suerte» que ajusta ambas opciones al mismo tiempo. También podemos recortar una sección de la imagen, o bien eliminar el temido efecto de los ojos rojos, y todo ello en un instante. Lástima que Yahoo! no proporcione un cliente asociado, porque el binomio perfecto sería Picasa2 y Flickr, sin lugar a dudas. Obviamente podemos usar ambos de forma combinada, pero por separado, editando/ordenando las fotos con Picasa2 y luego subiéndolas a Flickr.
Fotoblogs y galerías de fotos, la última moda
Lamentablemente, lo bueno no suele salir gratis, y Flickr es un buen exponente de ese lema: el servicio básico nos permite almacenar todas las fotos que queramos hasta llegar al giga de almacenamiento. Sin embargo, sólo nos mostrará las 200 que hayamos subido más recientemente: las más antiguas quedarán en el servidor, pero no podremos acceder a ellas… o al menos, no según la política de Flickr. En los contenidos prácticos veremos como eso sí es factible a través de algunos «trucos» especiales para engañar al sistema.
Sea como fuere, esa molesta limitación obliga a los usuarios a pagar 25 dólares al año para mantener una cuenta Pro que elimina esas barreras. Cierto que esa cantidad no es excesiva, pero eso ha dado pie para que los servicios alternativos comiencen a ganar algunos enteros. Pero los servicios on-line no son las únicas opciones.
Es aquí donde entran en juego los fotoblogs y galerías de imágenes, que permiten que cualquiera de vosotros cree su propia galería de fotos en Internet con un control y personalización totalmente ilimitados. La diferencia fundamental entre ambas soluciones reside en que el fotoblog sigue la máxima de los blogs en los que las entradas –las fotos en este caso– están ordenadas cronológicamente. En las galerías este concepto no es necesario, por lo que deberéis elegir vuestra solución conforme a cómo queráis presentar esa web con fotos.
Existen decenas de posibilidades en este campo, pero destacaremos algunas de las más importantes para que podáis tener un buen punto de partida. Para poder montar un fotoblog o galería propio deberéis contar con tres componentes. Suponemos que tenéis los conocimientos necesarios para iniciar este proceso –explicarlo llevaría buena parte de esta guía– así que resumiremos indicando que son necesarios un dominio propio –sirven también subdominios de un dominio que ya poseáis– un servicio de hosting y un CMS, que es el software que permite gestionar el fotoblog o galería y publicar nuevas fotos, editarlas o borrarlas.
Para montar un fotoblog podemos partir incluso del popular Word-Press (www.wordpress.org), ya que el plugin denominado Yet Another Photoblog (http://johannes.jarolim.com/blog/wordpress/yet-ano therphotoblog) nos ofrecerá un asistente y gestor de este tipo de blog. Sin embargo, existen otras interesantes ofertas como Birch (www.viewsw.com/birch), LivingDot (http://photoblog.livingdot.com), Pictorialis (http://pictorialis.wltc.net) o Sylverblog (www.sylverblog.com). Os recomendamos que le echéis un vistazo a esas páginas para decidir cuál es el que más os convence para vuestro fotoblog.
Si la idea no es seguir un orden cronológico, la apuesta es clara hacia las galerías de fotos. Existen sistemas realmente impresionantes, como Gallery (http://gallery.sourceforge.net) o Coppermine (http://coppermine.sourceforge.net), dos sistemas algo complejos de poner en marcha pero que una vez configurados dan todo tipo de opciones para desarrollar una galería en la que incluso nuestros usuarios registrados puedan subir sus fotos. Si lo que os gustan son las galerías minimalistas con Flash como gran motor –algo que las hace realmente vistosas– os recomendamos ImageVue (www.imagevuex.com) o SlideShowPro (http://slideshowpro.net), dos soluciones que impresionarán a vuestros usuarios y que funcionan como la seda, aunque en el caso de la segunda será necesario contar con Macromedia Flash 8 para generar el componente que almacenaremos en nuestro servidor web. Sea como fuere, cualquiera de estas ofertas es interesante, pero si queréis echarle un vistazo a una relación más completa, existe un excelente recurso en forma de wiki en la página http://wiki.photoblogs.org/wiki/Main_Page.
Conoce a los nuevos fotógrafos de élite
Basta darse un paseo por la red de redes para comprobar que algunas de las galerías on-line en las que los usuarios exponen sus fotografías demuestran un nivel totalmente profesional. Con una cámara decente y cierta dedicación muchos han logrado capturar instantes realmente impactantes, y hoy en día muchos de esos aficionados podrían pasar por ganadores de premios y responsables de las portadas de prestigiosas revistas. El talento está presente en multitud de portales, incluido Flickr, donde se exhiben a diario muestras con la selección de las mejores fotos, a las que este servicio mide según una magnitud bautizada como Interestingness (www.flickr.com/explore/interesting) en la cual podemos encontrar fotos realmente impresionantes.

 

Ni mucho menos es la única fuente, ya que existen una gran variedad de portales dedicados exclusivamente a este arte, en los cuales incluso se proponen pequeñas competiciones –completamente amistosas– con temas variados que los usuarios tienen que expresar mediante fotografías. La más famosa de todas esas páginas es probablemente DPChallenge (www.dpchallenge.com), con un elenco de fotógrafos excepcional, pero no es la única. Podríamos hablar también de Eye-Fetch (www.eyefetch.com), DailyAwards (www.dailyawards.com), PhotoSig (www.photosig.com), FotoFight (www.photofight.com), NikonCafe (www.nikoncafe.com), BetterPhoto (www.betterphoto.com), Digital Image Cafe (www.digitalimagecafe.com) PhotoTakers (www.phototakers.com), Passion for Pixels (www.passionforpixels.com) o la mismísima Kodak (www.kodak.com).