Internet y salud

Es prácticamente imposible que el médico pueda realizar un buen seguimiento de sus pacientes sin ayuda tecnológica alguna; más aún en el caso de los enfermos crónicos, que suelen tomar muchos medicamentos

Internet y salud

28 mayo 2008

Las tecnologías de la información deben utilizarse cada vez más para mejorar el uso del conocimiento en los ámbitos clínico, de la gestión, y de la investigación. Herramientas tan cotidianas como el ordenador y/o el teléfono móvil empiezan a cobrar especial relevancia cuando quieren manejarse adecuadamente problemas complejos, cuestiones de inmediatez y/o de barreras geográficas, o la coordinación entre profesionales de diferentes niveles asistenciales.

 

Con el objetivo de valorar el salto que puede suponer esta nueva manera de utilizar los tradicionales métodos de comunicación, el doctor Juan Gervas, profesor de la Escuela Nacional de Sanidad, ha coordinado la jornada “El Mejor Uso del Conocimiento en Clínica, Gestión e Investigación: Ciencia y Tecnología de la Información en Medicina”, organizada por la Fundación de Ciencias de la Salud. “Estas herramientas deben utilizarse cada vez más para ayudar al médico a tomar decisiones”, ha señalado.

 

Este encuentro se ha organizado en torno a tres mesas redondas, donde se han abordado las posibles contribuciones de las tecnologías de la información en los ámbitos clínico (usos en la mejor atención al paciente y cuestiones en torno a la prestación de servicios personales en la consulta, el domicilio y otros lugares), de la gestión (para la organización de los servicios y en una más eficaz gestión del empleo y del rendimiento) y de la investigación.

 

Según el doctor Gervas, “es prácticamente imposible que el médico pueda realizar un buen seguimiento de sus pacientes sin ayuda de las tecnologías de la información; más aún en el caso de los enfermos crónicos, que suelen tomar muchos medicamentos”. A este respecto, “el buen uso de las herramientas de comunicación disminuiría el sufrimiento de este colectivo, ahorraría costes y daría mucha autoestima al profesional”, ha apuntado. La historia clínica electrónica e Internet tienen cada día más presencia en las consultas.

 

Visto el aspecto clínico, el ámbito de la gestión también puede verse beneficiado por las tecnologías de la información, y muy especialmente en relación con los incentivos. En este sentido, “los profesionales sanitarios ostentan la responsabilidad social de manejar los recursos disponibles de la manera más eficiente posible, y esto no puede llevarse a cabo con juicio y calidad sin estas herramientas”, ha explicado.

 

En España, el campo de la investigación es el que mejor uso hace de las tecnologías de la información, según el doctor Gervas. “Las bases de datos farmacoepidemiológicas y para el estudio de la variabilidad están bien explotadas, y se está dando una correcta experimentación e investigación en telemedicina, aunque con escasos frutos prácticos por el momento”, ha afirmado. “En cierta forma, la clase política no está fomentando la innovación en la gestión del conocimiento”.